Economía/Motor.- Comforsa presenta al comité un plan de viabilidad con recorte de plantilla

BARCELONA, 19 (EUROPA PRESS) La compañía de la Generalitat proveedora del sector del automóvil Comforsa presentó hoy al comité de empresa un plan de viabilidad para sortear la crisis que incluye adaptar la plantilla a través de fórmulas como las bajas incentivadas y las prejubilaciones en sus tres factorías en la provincia de Girona. En un comunicado, la compañía --dedicada a la forja de acero-- sostuvo que además de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) llevados a cabo tanto en la factoría de Ripoll como en las dos de Campdevànol, la empresa "estudiará" nuevas medidas para adecuar la plantilla y "contener" los costes salariales. El plan presentado al comité también incluye la aportación de recursos financieros a la compañía, para lo que anunció que establecerá un calendario para aportar los fondos de la ampliación de capital de seis millones aprobada por la Generalitat para capitalizar Comforsa. La tercera pata del plan es la reducción de los gastos, para lo cual se revisarán los contratos de suministro, así como la gestión de compras y activos inmobiliarios, y se buscará la contención de los gastos corrientes. Fuentes sindicales explicaron a Europa Press que la empresa aseguró al comité que no habrá "ninguna medida traumática" para la plantilla y que toda la reducción de empleados se hará a través de medidas alternativas y aplicando expedientes de carácter temporal para salvar el excedente "hasta que la situación remonte" y los trabajadores se vayan recolocando paulatinamente. Reconocieron que la adecuación de la plantilla "es necesaria" para garantizar la viabilidad de una empresa que, afirmaron, "tiene futuro" a pesar de estar ahora mismo afectada como la mayoría de compañías de su sector. Las mismas fuentes afirmaron que la carga de trabajo existente en las instalaciones de Comforsa es la equivalente a una plantilla de 200 personas, el 50% de los trabajadores actuales de la empresa. Comforsa subrayó que el escenario actual del mercado automovilístico --principal cliente de la compañía-- es "totalmente inédito", por lo que insistió en la necesidad de definir actuaciones para garantizar la competitividad futura. La empresa cuenta actualmente con un total de 423 trabajadores repartidos en los tres centros de trabajo. Su principal actividad (el 68%) va destinada al sector de camiones y tráiler, que es uno de los sectores más castigados por la crisis, aunque Comforsa prevé remontar la situación con otros mercados. La firma también trabaja para la industria de la maquinaria de obra pública (20%), los automóviles (7%), la marina de potencia media (con un 3%) y en el sector aeronaval ligero (2%). En estos dos últimos ámbitos tiene planes para aumentar su peso.