El Gobierno francés anuncia una oferta por una planta de Continental que debe cerrar

  • París, 23 abr (EFE).- El Gobierno francés anunció hoy que hay "una oferta seria" para la compra de la planta que Continental tiene en la localidad francesa de Clairoix (norte), aunque el fabricante de neumáticos, que tiene intención de cerrar esa factoría en 2010 matizó rápidamente que el candidato no es del sector.

París, 23 abr (EFE).- El Gobierno francés anunció hoy que hay "una oferta seria" para la compra de la planta que Continental tiene en la localidad francesa de Clairoix (norte), aunque el fabricante de neumáticos, que tiene intención de cerrar esa factoría en 2010 matizó rápidamente que el candidato no es del sector.

"Es una oferta seria que estamos estudiando, de un socio económico serio", reveló el ministro del Relanzamiento, Patrick Devedjian, que sin embargo se negó a dar la identidad por considerar que corresponde hacerlo si quiere al interesado y porque además él dijo querer "preservar todas las posibilidades de que funcione".

En una entrevista a la cadena de televisión pública "France 2", Devedjian afirmó que "el problema es Continental" que "no quiere que haya un comprador. Creo que lo que quieren es reducir realmente la capacidad de producción" pese a que la fábrica de Clairoix funciona bien y esa "actitud" es "muy discutible".

Continental reaccionó rápidamente a las declaraciones del ministro al señalar que la única oferta que conoce es de una empresa de Dubai que no trabaja en la fabricación de neumáticos.

"Si el Gobierno francés ha recibido otra oferta, Continental no ha sido informada", subrayó la dirección de la empresa en Francia, que añadió que estudian "seriamente" todas las candidaturas que reciben para la adquisición de sus factorías.

Continental anunció el pasado día 2 un plan de reestructuración que supondrá la supresión de 2.000 empleos en Europa y el cierre de dos fábricas, una de ellas la francesa, en la que trabajan 1.200 personas, y que debería cesar su actividad en 2010.

Más de un millar de esos trabajadores franceses se desplazaron hoy, en un tren especial hasta la ciudad alemana de Hannover, donde se celebra la asamblea general de accionistas de Continental, para protestar por la clausura de las instalaciones de Clairoix.

El pasado martes, algunos de esos trabajadores saquearon la subprefectura (delegación del Gobierno) de Compiègne y algunos locales de las instalaciones de la compañía de neumáticos.

Por otro lado, la compañía de semiconductores Freescale va a cerrar la fábrica de chips electrónicos que tiene en Toulouse (sur de Francia), lo que implicará la supresión de 800 empleos, afirmaron hoy fuentes sindicales.

Las instalaciones de Freescale en Toulouse, especializadas en chips para el sector automovilístico, tienen una plantilla total de 1.700 personas.