ITP retira el ERE presentado en noviembre y analizará la necesidad de "nuevas medidas" dentro de tres meses

La compañía adelantará trabajo programado de 2010 y del segundo semestre de 2009 BILBAO, 19 (EUROPA PRESS) La Dirección de Industria de Turbo Propulsores S.A. (ITP) comunicÓ hoy a sus trabajadores su decisión de retirar el Expediente de Regulación de Empleo que presentó ante la Delegación de Trabajo del Gobierno vasco el pasado 19 de noviembre. La compañía ha decidido marcarse un período de tres meses para analizar la carga de trabajo y, en función de la misma, determinar "la oportunidad de presentar nuevas medidas necesarias". Según explicó en un comunicado, la retirada del ERE se debe a la decisión de adelantar trabajo de los programas Trent 900 y Trent 500 de Rolls-Royce y GE90-115, de General Electric, de 2010 a 2009 y del segundo semestre de 2009 a este primero. De esta manera, ITP intentará "equilibrar la sobrecapacidad generada (un total de 80 trabajadores directos y 20 indirectos en 2009) por la pérdida de carga de trabajo, fundamentalmente en los programas Trent 500, Trent 900 y Trent 1000 debido a los atrasos anunciados por Airbus y Boeing durante el pasado año". AUSTERIDAD La compañía recordó que, ante el momento de "incertidumbre y recesión económica internacional", se adoptarán "medidas drásticas" mediante la aplicación de políticas de "austeridad" y reducción de gastos en todas sus actividades. En este sentido, el Comité de Retribuciones de ITP acordó el pasado 6 de febrero la congelación salarial para todos los directores de la compañía, así como una propuesta de moderación salarial "a todos los niveles" con el objeto de contribuir a consolidar el proyecto empresarial. En la comunicación interna realizada al respecto, se señaló el hecho de que durante el presente ejercicio y 2010 se va a solicitar a los accionistas una inversión que duplica los recursos que se generarán en el mismo período. Este "esfuerzo" financiero incluye las inversiones anunciadas para el motor Trent XWB, para la fabricación de turbinas de baja presión de menos de 15.000 libras de empuje en la filial mexicana ITR, así como en nuevos contratos.