La dirección de Bormioli dice no querer cerrar la empresa ni reducir la plantilla de Azuqueca de Henares (Guadalajara)

GUADALAJARA, 27 (EUROPA PRESS) La dirección de la empresa Bormioli aseguró hoy que el Grupo sigue teniendo el "firme e incuestionable propósito" de sacar adelante y hacer viable la fábrica de Azuqueca. Así lo ha dejado constar en un comunicado oficial de la empresa remitido a los medios de comunicación y con el que quiere matizar las diversas informaciones aparecidas en los medios de comunicación. Según la dirección de la empresa, "nunca, a fecha de hoy, la dirección se ha planteado el cierre de la fábrica ni la posibilidad de reducir la plantilla", ha confirmado a Europa Press el director de Recursos Humanos de la empresa, Juan Antonio Masip. En este sentido, la dirección afirma que sigue trabajando y tomando medidas a corto, medio y largo plazo, encaminada a remontar la situación actual y que demuestren claramente su voluntad y compromiso. Medidas como el apoyo técnico y continuado del personal de otras fábricas, "que junto con el esfuerzo de todos vosotros, digno este de agradecer, empieza a dar resultados", reza la nota. En segundo lugar, apoyo financiero a través del aval de todas las deudas con entidades financieras y con proyectos e inversiones en otras áreas así como el desarrollo global de un proyecto de fabricación para un importante cliente internacional, que incluye un programa de inversiones necesario. Todo ello es la mejor demostración del compromiso del Grupo para hacer de esta fábrica un proyecto empresarial viable, por encima de cualquier compromiso o declaración de intenciones escrita que os entregásemos, la cual no tendría ningún efecto legal". De no ser por esa intención, no se hubiera recurrido a una medida temporal como es un ERE con suspensión de contratos, según la dirección de Bormioli, sino con otras fórmulas definitivas, como un ERE de extinción de contratos. En cuanto al ERE, asegura que éste es una medida excepcional que el Estado pone a disposición tanto de empresas como de trabajadores. "Y que aún siendo una medida dolorosa a corto plazo, buscan una oportunidad de beneficio para todos a largo plazo", añaden en el comunicado. La dirección ha tomado la decisión de presentar el ERE debido a el descenso de las ventas, el nivel de stock de los almacenes y la situación de la tesorería. La dirección quiere dejar claro que esta medida "no supone nunca generación de beneficios para la empresa y que la empresa está siendo transparente en sus intenciones de aplicación de esta medida". En este sentido, la empresa certifica que toda la documentación entregada al Comité es veraz y refleja fielmente la realidad de la empresa y que el Comité de empresa ha exigido un detalle de información muy por encima de las exigencias de la propia ley para aprobar el ERE. Por todo ello, "desde la dirección aseguran que es necesario el acuerdo entre empresa y trabajadores y que, aún reconociendo el perjuicio que la situación causa, debemos decidir si nos damos una oportunidad a costa de algunos sacrificios o si por el contrario no queremos renunciar a nada"