La empresa guadalajareña Bormioli presenta un ERE de suspensión de 48 días, que afectará a casi todos los trabajadores

GUADALAJARA, 18 (EUROPA PRESS) La empresa de Bormioli, antigua Crivisa, dedicada a la fabricación de elementos de vidrio ubicada en Azuqueca de Henares (Guadalajara) ha presentado un expediente de suspensión temporal por 48 días para la práctica totalidad de la empresa, 303 trabajadores. "Desde nuestro punto vista, podemos entender que las empresas están pasando por una mala situación, pero esto está empezando a pasar de castaño a oscuro", afirmó Antonio el responsable de Industrias Afines de UGT, Antonio Remeseiro. Remeseiro considera este proceso una trampa y asegura que es la primera fase de las que atraviesan otras empresas y que pasa primero por "ir a un ERE, da igual de suspensión o rotación, para hacer caja y una parte la destinan a sanear la cuenta de resultados, y con lo que queda despedimos a empleados", afirmó Remeseiro. En este sentido, este responsable de Industrias Afines de UGT señaló que los sindicatos pueden ofrecer soluciones pero "entiendo que es la administración la que tiene que tomar medidas para que esto no suceda a cuenta del erario público", agregó. "Nos están echando de nuestros puestos de trabajo con el dinero de todos. No hay ni un solo empresario en esta provincia que se plantee que con las economías que produce va a realizar inversiones, no, para qué, chatarrizo la planta", añadió.