La Junta califica de "positivo" el acuerdo de Pickman que garantizara un "futuro estable" para los trabajadores

SEVILLA, 30 (EUROPA PRESS)

El delegado provincial de la Consejería de Empleo en Sevilla, Antonio Rivas, calificó hoy como "positivo" el acuerdo alcanzado entre la empresa cerámica Pickman La Cartuja y sus trabajadores para llevar a cabo un expediente de regulación de empleo (ERE) que albergue la posibilidad de garantizar un "futuro estable" para la empresa y sus empleados.

En declaraciones a Europa Press, Rivas afirmó que el acuerdo es "positivo" para ambas partes y destacó la importancia de que por primera vez se han sentado juntos los miembros del comité de empresa y la compañía, lo que demuestra que "cuando hay voluntad de diálogo se pueden llegar a acuerdos".

El ERE, que afectará a 92 de los 112 empleados y que se desarrollará desde el día 1 de mayo hasta el 31 de agosto, constituirá "un tiempo de reflexión importante que dará la posibilidad de garantizar un futuro estable para la empresa y un futuro laboral de los trabajadores", recalcó el delegado de Empleo.

"Se abre así una esperanza para la empresa y para su estabilidad y se debe tomar como referencia las posibilidades que permiten este acuerdo de reestructurar la situación", concluyó.

Los trabajadores de la fábrica sevillana de loza Pickman La Cartuja ratificaron ayer en asamblea el preacuerdo para llevar a cabo el expediente de regulación de empleo (ERE), que la firma prevé para el 82 por ciento de la plantilla, y que recoge la salida del actual propietario, Emilio Portes, y el pago de la totalidad del salario a los empleados mientras permanezcan en el expediente.

En declaraciones a Europa Press, la presidenta del comité de empresa, Carmen Vivero, se mostró "satisfecha" por el acuerdo alcanzado a pesar de las "complicaciones vividas". Así, advirtió de que "el problema no acaba aquí" y que en estos cuatro meses de expediente es necesario trabajar para encontrar "una salida y un nuevo empresario para que el 1 de septiembre La Cartuja sea un proyecto firme y viable".

El acuerdo, alcanzado entre la empresa y los trabajadores y que se ratificó hoy oficialmente ante el delegado provincial de Empleo de Sevilla recoge la aplicación de un ERE hasta el 1 de septiembre para 92 de los 112 empleados de las instalaciones, la totalidad de la plantilla, excepto almacenes y comerciales.

Con un plazo máximo fijado el día 20 de mayo, la empresa se compromete a abonar la última nómina de abril y a tener finalizados todos los pagos anteriores que se les adeuda a los trabajadores, un tema que se prevé quede terminado "bastante antes" del plazo estipulado.

Además, durante los cuatro meses del ERE, periodo en el que se ha de dar salida a todo el stock existente, los trabajadores contarán con el 70 por ciento de su salario, con cargo a las prestaciones por desempleo, además de un complemento abonado por Pickman hasta alcanzar la totalidad de la nómina.

Asimismo, en dicho periodo, en el que auditores de la Junta analizarán las cuentas de Pickman, se plantea el compromiso de que el actual propietario abandone la empresa y se encuentre a otro empresario que se haga cargo de la compañía.