Los trabajadores de Hitecsa, ubicada en Cabanillas (Guadalajara), alcanzan un acuerdo

GUADALAJARA, 24 (EUROPA PRESS) El Comité de Empresa de Hitecsa y la dirección de la empresa, dedicada al aire acondicionado y ubicada en Cabanillas del Campo (Guadalajara) han alcanzado un acuerdo, tras una intensa negociación, sobre el futuro de los 40 empleados. Según confirmaron fuentes del Comité de Empresa, en declaraciones a Europa Press, el cierre de la planta azudense de Hitecsa Aire Acondicionado se realizará en las "mejores condiciones" para sus empleados. La plantilla de Hitecsa finalizará su contrato a finales de mes, aunque ayer ya no fueron a trabajar. La empresa proponía a los empleados de la planta de Guadalajara el traslado a la planta que tiene en Cataluña, siendo éste el principal escollo en la negociación. Así, los trabajadores que no acepten el traslado a la planta de Vilanova i la Geltrú, recibirán una indemnización de 45 días por año para aquéllos que tengan más de cinco años de antigüedad. Mientras, los que alcancen estos años de antigüedad recibirán además un complemento de 1.000. En cuanto a los empleados que opten por aceptar un puesto en la planta barcelonesa deberán comunicarlo a la dirección antes del 31 de marzo. La empresa asumirá los gastos de desplazamiento y les compensará además con 300 euros además de costear el 50 por ciento de los gastos de alquiler durante los seis primeros meses, un ayuda que, en cualquier caso, no podrá superar en ningún caso los 400 euros al mes. Además, una cláusula clave del acuerdo es que aquellos trabajadores que finalmente "no se acoplen a la vida o el trabajo en Barcelona", señaló el presidente del Comité de Empresa, Antonio Nuevo, podrán renunciar antes del 31 de diciembre a su puesto, recibiendo una indemnización de 35 días por año trabajado más 1.500 euros". Lo que se les asegura será el puesto de trabajo hasta finales de año, cuando pasarán a estar afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presente en esta fábrica de Cataluña.