Los trabajadores de Pickman se concentrarán mañana ante 'Jabugo Real', la otra empresa de Portes, en Bollullos

SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS) Los trabajadores de Pickman La Cartuja de Sevilla se concentrarán mañana, en torno a las 9,00 horas, ante las instalaciones de 'Jabugo Real' en el Polígono Industrial de Bollullos de la Mitación (PIBO) en Sevilla, de las que también es dueño Emilio Portes, para protestar por su actual situación laboral. La presidenta del comité de empresa, Carmen Vivero, explicó a Europa Press que hoy se aprobó en asamblea una concentración mañana ante estas instalaciones de Bollullos con el objetivo de protestar ante Portes, ya que les consta que a estas oficinas si acude normalmente, algo que no sucede con las de Pickman, "por las que no pasa desde hace semanas". En este sentido, criticó que los trabajadores llevan unos dos meses sin cobrar, a pesar que continúan entrando pedidos a diario, y recalcó que "lo que no puede ser es que él esté tan tranquilo mientras que los empleados sigan sin salarios y con incertidumbre ante su futuro". Asimismo, recordó que la Junta de Andalucía le planteó durante una reunión mantenida ayer que los trabajadores se hicieran cargo de la empresa, para lo que contarían con el apoyo de la Administración local, según Vivero. Así, indicó que esta situación será una alternativa "al menos, momentánea, ya que en la actualidad las deudas de Pickman no hacen a la empresa muy atractiva para que sea comprada". Pickman La Cartuja de Sevilla presentó un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal para 92 de sus 112 empleados, lo que supone el 82 por ciento de su plantilla, según indicaron fuentes de la Consejería de Empleo a Europa Press, quienes indicaron que, por el momento, este expediente se encuentra en periodo de consulta. Vivero indicó con anterioridad que el ERE, que "no plantea ningún plan de viabilidad alternativo" al cierre, fue presentado el pasado 23 de febrero y prevé su puesta en marcha "inminente" hasta el 1 de septiembre. Durante esos meses, los únicos empleados que quedarían en las instalaciones serían los responsables de almacenes y el departamento comercial para seguir atendiendo los pedidos. Subrayó que "nadie puede discutir la viabilidad de la planta" que continúa teniendo un elevado número de pedidos y que facturó seis millones de euros en 2008. Además, añadió que pese a la actual coyuntura económica "los pedidos continúan firmándose a diario". Así, recordó que los trabajadores llevan dos meses sin cobrar y que el responsable de las instalaciones, Emilio Portes, "sólo plantea la posibilidad de vender Pickman de nuevo", tras enviar una carta a la Junta de Andalucía en septiembre mostrando su intención de abandonar la empresa, momento desde el que no ha vuelto por las instalaciones. Los trabajadores, que "sólo piden un futuro estable", criticaron la "nefasta gestión" de su propietario y explicaron que el 1 de enero de 2009 finalizaba el protocolo firmado por la Administración regional y Portes por el que éste se hacía cargo de Pickman. "Es muy significativo que la fecha de finalización de ese protocolo, en virtud del cual el empresario obtuvo ayudas públicas, haya coincidido con la presentación del expediente y con el impago de los salarios de los trabajadores", aseguraron.