Nissan descarta un ERE y estudiará el "retorno" de trabajadores si aumenta la producción

BARCELONA, 17 (EUROPA PRESS)

La dirección de Nissan se comprometió hoy a estudiar la posibilidad de "retorno" de los trabajadores si aumenta la carga de producción de la factoría de Barcelona, así como a no presentar un expediente de extinción de contratos por el momento, según confirmaron a Europa Press fuentes de la empresa y de los sindicatos.

Tras la reunión mantenida esta mañana con la mediación de la Generalitat, las partes destacaron el interés en llevar a cabo medidas no traumáticas. Nissan mantuvo la necesidad de reducir el personal hasta los 2.800 trabajadores, suficientes para una producción de 128.000 unidades anuales en dos turnos. No obstante, en caso de que se hagan más modelos, contratarían a más personal.

El miércoles volverán a reunirse para definir las condiciones de esta propuesta. Un portavoz de la compañía explicó a Europa Press que "son ideas con sentido y aceptables", a la vez que destacó "el compromiso y la responsabilidad" de los sindicatos de trabajar conjuntamente. "Estamos encantados de llevar a cabo medidas no traumáticas", agregó.

En la mesa de negociación tratarán sobre otras propuestas, como el plan de bajas incentivadas y las prejubilaciones. Como representante de UGT, Jordi Carmona remarcó que se están cumpliendo las reivindicaciones de los sindicatos, en el sentido de no presentar un expediente de extinción, abrir una mesa de negociación conjunta y que sea posible el retorno de los trabajadores.

En declaraciones a Europa Press, Antonio López (USOC) confirmó que existe unanimidad sindical en "decir no al expediente", por lo que valoró de forma positiva la reunión de hoy. "No hay medidas traumáticas, trabajaremos conjuntamente las líneas estratégicas. Mientras se mantenga la mesa de negociación, la empresa se compromete a no reducir la plantilla de forma unilateral", explicó.

Fuentes de la Conselleria de Trabajo mostraron su satisfacción por el entendimiento entre ambas partes. Si bien destacaron que su labor es la de mediar y no valorar, celebraron el "acercamiento de posiciones", así como "la responsabilidad y madurez de las relaciones laborales en Catalunya", explicaron a Europa Press.