Trabajadores de Santana señalan que tendrán que parar su actividad durante mayo ante la falta de pedidos

LINARES (JAÉN), 24 (EUROPA PRESS)

El presidente del comité de empresa de la factoría de Santana, ubicada en Linares (Jaén), Pedro Gálvez, explicó hoy que debido a la ausencia de pedidos van a tener que ir cogiendo días de desempleo para aplicarlos durante el mes de mayo y no volver hasta el 8 junio.

"La situación es complicada", según aseguró Gálvez en declaraciones a Europa Press, de ahí que en la reunión de hoy de la comisión de control del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) puesto en marcha en la factoría se adoptara esta decisión, con la vista puesta en que en junio trabajarían dos semanas continuadas y, sobre el día 15, celebrarían un nuevo encuentro de la comisión para analizar la situación.

El presidente del comité lamentó que los pedidos "no aparecen" y que Santana tampoco escapa de la "vorágine" en la que está inmersa el sector automovilístico. "Estamos atrancados y parece que no hay mercado, la situación del automóvil es muy complicada", puntualizó.

Pese a todo, señaló que tampoco es que se estén llevando sorpresas por este estado, auque sí "desánimos" porque "parecía que en el segundo semestre remontaría, pero la verdad es que no llegan pedidos", de ahí que hayan pedido a la dirección que "redoble esfuerzos" para potenciar la carga de trabajo.

El ERE de Santana entró en vigor el 1 de enero y se proyecta su duración hasta el 31 diciembre, afectando a unos cien días laborables y a más de 300 trabajadores. La dirección de la factoría de Santana, la única del sector con el cien por cien de capital español, presentó el pasado 9 de octubre tanto en la Delegación Provincial de Empleo como a los sindicatos toda la documentación del ERE.

Santana Motor, empresa con más de 48 años de existencia y que puso en marcha un Plan de Diversificación que le llevó a formalizar alianzas con empresas como CAF o Gamesa, entre otras, precisa en su página de Internet que cuenta en la actualidad con una plantilla directa de más de 600 empleados y que son unos 3.000 los empleados procedentes de la industria auxiliar.