Unos mil trabajadores de ArcelorMittal se manifiestan contra los planes de ajuste

  • Bruselas, 10 feb (EFE).- En torno a un millar de trabajadores de ArcelorMittal, la mayor siderúrgica del mundo, se manifestaron hoy en Bruselas para pedir a la dirección que no responda a la crisis económica con despidos y recortes de plantilla.

Unos mil trabajadores de ArcelorMittal se manifiestan contra los planes de ajuste

Unos mil trabajadores de ArcelorMittal se manifiestan contra los planes de ajuste

Bruselas, 10 feb (EFE).- En torno a un millar de trabajadores de ArcelorMittal, la mayor siderúrgica del mundo, se manifestaron hoy en Bruselas para pedir a la dirección que no responda a la crisis económica con despidos y recortes de plantilla.

Entre los manifestantes que acudieron a la convocatoria de la Federación Europea del Metal (FEM) se encontraban trabajadores procedentes de las plantas de Bandas de Etxebarri, Acería Compacta de Bizkaia, Lesaka, Zumárraga, Bergara, Olaberria (todas en el País Vasco), así como de Asturias, Sagunto (Valencia), Zaragoza y Madrid.

Además, acudieron a la cita delegados sindicales y trabajadores de Alemania, Francia, Luxemburgo, Bélgica y de varios países de Europa del Este.

Los efectos de la crisis ya se han dejado notar en las plantas españolas, ya que en conjunto están funcionando al cincuenta por ciento de su capacidad global, según señaló a Efe el coordinador de los sindicatos de ArcelorMittal en Europa, el español Luis Colunga.

En total estas fábricas emplean a unas 13.500 personas, a las que hay que sumar unos 4.500 trabajadores eventuales subcontratados.

La empresa ya ha recortado su plantilla en unos 1.000 trabajadores eventuales y subcontratados, según Colunga.

Esta situación puede afectar a los trabajadores fijos, ya que la empresa anunció la semana pasada que si el mercado continúa con la misma dinámica durante el segundo y el tercer trimestre del año, aplicarán Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) en todas las plantas de productos planos, que en Asturias y Valencia.

Frente a este panorama, los organizadores de la protesta -que calcularon unos 1.300 asistentes- pidieron a la multinacional que apueste "por el empleo y la actividad industrial", frente a "los beneficios y accionistas".

También reclamaron que se apueste por la formación de trabajadores cualificados y por destinar dinero a mejorar las plantas.

Según denunció posteriormente en rueda de prensa el secretario general de la FEM, Peter Scherrer, desde septiembre la inversión se limita al mantenimiento y a la seguridad y salud de los trabajadores.

Scherrer señaló que están "asustados" no sólo por recorte en los empleos, sino también por la posibilidad de que se cierren plantas, lo que sería a su juicio "inaceptable" ya que "los trabajadores no pueden ser los únicos que paguen el precio de esta crisis".

Además, recordó que la empresa obtuvo 9.000 millones de beneficio durante los primeros nueve meses de 2008 en todo el mundo y, que pese a la actual situación económica, la dirección prevé mantener el reparto de dividendo de los accionistas.

La manifestación, que discurrió bajo una intensa lluvia fue convocada con motivo de la presentación de resultados de ArcelorMittal, prevista para el miércoles, y coincide con la negociación del Acuerdo Marco.

Este documento regula durante tres años las condiciones laborales de, entre otras, las plantas españolas de las divisiones de productos planos, transformados y productos largos.