Vueling se reunirá el miércoles con sindicatos para negociar un ERE a unos 80 trabajadores de mantenimiento

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

La dirección de Vueling se reunirá el próximo miércoles con diversos sindicatos para negociar la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) a entre 68 y 80 trabajadores de su área de mantenimiento, según informaron fuentes sindicales a Europa Press.

Esta reunión será una primera toma de contacto para que los empleados de la compañía conozcan la manera en la que se aplicará el ERE y las principales líneas directrices del plan social.

Posteriormente se abrirá un "periodo de consulta", de aproximadamente un mes de duración, durante el cual empresa y sindicatos mantendrán "reuniones periódicas" para tratar de acordar un plan social, de tal manera que la compañía pueda presentar a la Dirección General de Trabajo un ERE "consensuado".

Por su parte, fuentes de Vueling recalcaron a Europa Press que el ERE afectará a "menos de 80 empleados", teniendo en cuenta la "voluntad" de la aerolínea para que sean recolocados el mayor número de trabajadores.

"Se están haciendo esfuerzos para que se vea afectado el menor número de trabajadores", insistieron dichas fuentes.

Los empleados del área de mantenimiento que sean recolocados podrían finalmente pasar a Iberia Mantenimiento que, "con una plantilla de unos 2.000 trabajadores no tendría dificultades para absorber a unos 70 empleados", recalcaron desde los sindicatos.

No obstante, fuentes sindicales también insistieron en la necesidad de que los trabajadores de Vueling recolocados cuenten con las "mismas condiciones" que la plantilla de Iberia Mantenimiento.

En el marco de la pasada junta general de accionistas, el presidente de Vueling, Josep Piqué, ya adelantó que el proceso para alumbrar la nueva aerolínea fruto de la fusión con Clickair daría lugar a un excedente de trabajadores entre las dos compañías de unas 200 personas, lo que dejará a la nueva Vueling con una plantilla de aproximadamente 1.300 personas.

Buena parte de este excedente corresponde al servicio de 'handling' y mantenimiento, que Vueling prevé seguir prestando en Madrid, pero no en el resto de aeropuertos donde opera, donde llegará a acuerdos con Iberia, accionista con el 45% de participación de la nueva aerolínea, para que le preste este servicio de tierra y mantenimiento.

Tras la fusión, Vueling operará con 35 aeronaves, moverá un volumen de negocio de 800 millones de euros en un año base y, según Piqué, conseguirá estar entre las cinco primeras del sector en Europa con mejores ratios en rentabilidad.