La OCU reclama a Sanidad una ley estatal para prevenir y sancionar la venta de alcohol entre los menores

La mayoría de los establecimientos venden alcohol a menores "sin ningún tipo de control", especialmente en Valencia MADRID, 25 (EUROPA PRESS) La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) solicitó hoy al Ministerio de Sanidad y Consumo la creación de una ley estatal para prevenir el consumo de alcohol entre los menores y sancionar su venta, después de llevar a cabo un estudio en el que se constatan las facilidades que tiene este colectivo para adquirir bebidas alcohólicas. En rueda de prensa celebrada en Madrid, la portavoz de la OCU, Illiana Izverniceanu, insistió en la importancia de una legislación al respecto "para homogeneizar la situación". En su opinión, "si una norma no se cumple, hay que sancionar", por lo que reclamó más inspecciones y controles en este sentido. En su intervención, Izverniceanu hizo un llamamiento para que los establecimientos donde se vende o dispensa alcohol cumplan con la ley vigente, al mismo tiempo que abogó por aumentar las inversiones en educación y prevención, y las restricciones en publicidad y promoción de bebidas alcohólicas, así como un incremento del precio. Precisamente, con el propósito de ayudar a las administraciones a cumplir estos objetivos, la OCU presentó hoy un estudio, coordinado por Mónica Cabaña, en el que se constata que, a pesar de la prohibición existente en España, los adolescentes pueden adquirir bebidas alcohólicas --cerveza y whisky-- "sin problemas". Así, en el 81 por ciento de los establecimientos visitados, se sirvió cerveza a menores de edad, principalmente en las tiendas de 24 horas (87%) y en los establecimientos de comida rápida (83%). En el lado opuesto, se encuentran los bares y cafeterías (68%), seguidos de los bazares. Para llevar a cabo este estudio se visitaron 123 establecimientos de seis ciudades españolas (Barcelona, Bilbao, Granada, Madrid, Valencia y Valladolid). Por ciudades, los adolescentes de la capital encontraron más dificultades para obtener cerveza, junto con los de Valladolid y Bilbao, mientras que los de Valencia y Granada no tuvieron ningún tipo de problema. En el caso del whisky, los menores que participaron en el estudio pudieron comprar una botella en siete de cada 10 establecimientos visitados, siendo los más accesibles los bazares (75%) y las tiendas 24 horas (57%). Por ciudades, Madrid es la urbe donde menos whisky se vendió a los adolescentes --seguida de Bilbao y Valladolid--, mientras que Valencia de nuevo se sitúa a la cabeza por volumen de venta, seguida de Granada y Barcelona. OTRAS INFRACCIONES El estudio de la OCU también denuncia que casi la mitad de los establecimientos visitados en los que se comercia con bebidas alcohólicas no cuenta con el cartel obligatorio que señala la prohibición de vender alcohol a menores de edad, infracción cometida especialmente en el caso de los bazares (80%). Según recuerda la OCU, la única manera de comprobar que no se está vendiendo alcohol a un menor es solicitar el DNI, una solicitud que sólo se produjo en un 13 por ciento de los establecimientos visitados, en el caso de la cerveza, porcentaje que alcanza un 26 por ciento en el whisky. Asimismo, el estudio señala que las tiendas de comestibles visitadas no separan las bebidas alcohólicas del resto de bebidas. En el caso de la cerveza, en más de un tercio de los comercios se vende junto a los refrescos.