Los menores colombianos inician el consumo de licor a los diez años

  • Bogotá, 18 feb (EFE).- Los niños colombianos empiezan a tomar licor a los 10 años, en su mayoría en fiestas familiares y con la complacencia de sus padres, según un estudio de la Corporación Nuevos Rumbos difundido hoy en varios medios locales.

Los menores colombianos inician el consumo de licor a los diez años

Los menores colombianos inician el consumo de licor a los diez años

Bogotá, 18 feb (EFE).- Los niños colombianos empiezan a tomar licor a los 10 años, en su mayoría en fiestas familiares y con la complacencia de sus padres, según un estudio de la Corporación Nuevos Rumbos difundido hoy en varios medios locales.

Un grupo de investigadores realizó encuestas a 9.276 menores de edad de colegios públicos en nueve ciudades colombianas y encontró que nueve de cada diez escolares han consumido licor y el 70 por ciento son bebedores activos.

El director de Nuevos Rumbos, Augusto Pérez, señaló, además, que es preocupante que la gran mayoría de niños y jóvenes tienen facilidad para comprar licor y consumirlo en las calles e incluso en sus colegios.

De los encuestados, el 15 por ciento de los estudiantes de secundaria ha tomado alcohol dentro del colegio, el 9 por ciento ha bebido durante varios días seguidos y el 75 por ciento consideran que es muy fácil conseguir bebidas alcohólicas.

Asimismo, el 64 por ciento afirmó que han tomado en frente de sus padres "sin que se les diga nada", añadió Pérez.

El experto señaló que un estudio similar hecho en 2002 dio como resultado que los menores tenían su primera experiencia con el licor a los 12 años, pero que la nueva investigación da cuenta que os niños inician a los 10 años y las niñas a los 11.

Con el estudio se pudo constatar que el 87 por ciento afirmó haber consumido licor por lo menos una vez en su vida, el 67% han sido consumidores frecuentes durante el último año, el 28% consumidores frecuentes durante el último mes y 13%, es decir, unos 1.060 jóvenes han consumido durante la última semana.

Pérez aseguró a la emisora de radio La FM que muchos de los jóvenes que participaron en la encuesta dijeron que les era muy fácil consumir licor dentro de sus colegios, en sitios públicos, lo consiguen sin necesidad de una identificación que valide su mayoría de edad e incluso muchos se embriagan con sus papas.

Los expertos añadieron que el problema no solo se trata de hacer cumplir las leyes que existen para regular el alcohol, sino de padres permisivos que "muchas veces no alcanzan a dimensionar el problema en el que pueden estar involucrando a sus hijos".

Aunque el consumo entre hombres es mayor que entre las mujeres, no hay mayores diferencias, ni distingos de clases sociales y las bebidas favoritas de los niños son la cerveza, el vino, el ron y el aguardiente.

El principal argumento de los menores para beber licor es "pasarla bien".

El viceministro de Salud, Carlos Ignacio Cuervo, calificó como preocupantes esas cifras que indican que el consumo de licor está creciendo entre los menores de edad y aseguró que hay una gran irresponsabilidad de quienes tienen a cargo el cuidado de los niños.

"Estamos siendo laxos en la venta de licores a los niños, pese a que existen normas que la prohíben; es necesario y urgente hablar del tema con los comerciantes y ejercer controles más estrictos", añadió.

Un estudio contratado por la cervecera Bavaria a finales de 2007 reportó también que los menores iniciaban el consumo de alcohol a los 10 años y que siete de cada 10 habían consumido licor.