Salgado reconoce que algunas medidas aún no están demostrando "plena efectividad"

Asegura que la tónica del Gobierno seguirá siendo el fortalecimiento de los instrumentos de protección social

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, reconoció hoy que algunas de las medidas puestas en marcha para hacer frente a la crisis económica no están teniendo todavía una "plena efectividad", motivo por el que el Ejecutivo ha decido impulsar un cambio de ritmo en la lucha contra el ajuste económico.

"Vamos a hacer que esas medidas demuestren toda su eficacia", señaló Salgado en la sesión de control al Gobierno en el Senado, en respuesta a la preguntada formulada por el senador de CiU Jordi Vilajoana sobre la valoración que hace el Ejecutivo de la crisis económica y la evolución del desempleo.

Salgado consideró que el problema de la economía española a medio y largo y plazo es el cambio de modelo del crecimiento económico, motivo por el que el Ejecutivo ha hecho esfuerzos en sectores como la I+D, las infraestructuras o la educación.

"Este esfuerzo era compatible con el superávit en las cuentas públicas, ahora no estamos en esta situación, pero creemos que bien merece la pena", señaló Salgado tras considerar que eso es lo que tiene que hacer un "Gobierno responsable".

En este sentido, reconoció que "queda mucho por hacer" para mejorar la productividad de la economía española, y aseguró que el Gobierno seguirá apelando a la responsabilidad de CiU tendiéndole la mano para contar con su apoyo y conseguir un modelo de crecimiento "más sostenible".

Recordó que la crisis financiera que se originó durante el verano de 2007 se fue convirtiendo en 2008 en una crisis financiera internacional de "proporciones desconocidas", que ha llevado a una coyuntura económica recesiva de carácter global y nacional.

"Teniendo en cuenta que el mundo se enfrenta en estos momentos a la mayor crisis económica desde la depresión del 29, creo que la economía española se está comportando de manera similar al resto de los países desarrollados", añadió.

Sin embargo, reconoció que un Gobierno progresista como el actual "nunca puede estar contento" con unas tasas de paro sean como las actuales. "Por eso el Gobierno, desde el 18 de abril, ha adoptado un conjunto de medidas dedicadas a paliar los efectos negativos de la crisis en las familias y las empresas", recordó.

Asimismo, se refirió a las iniciativas que ha puesto en marcha el Ejecutivo para poder poner en marcha la reformas estructurales necesarias para impulsar la capacidad de crecimiento de la economía española y la recuperación a corto y medio plazo.

"El Gobierno está ofreciendo contra la crisis una respuesta no sólo económica, sino también una respuesta social", aseveró Salgado, tras recordar que el Ejecutivo ha fortalecido los instrumentos de protección social en los últimos años y asegurar que esa seguirá siendo "la tónica de actuación" del actual Gobierno.

IMPULSO AL DIÁLOGO SOCIAL.

Además, recordó que las nuevas medidas que puedan desarrollarse más adelante contarán también con el impulso del diálogo social, un instrumento del Gobierno que, según la nueva vicepresidenta económica, el Ejecutivo quiere fortalecer en el futuro.

Por su parte, Vilajoana recordó a la ministra que los objetivos a corto plazo de la economía española son normalizar el sistema financiero, evitar o diminuir las tensiones de liquidez, reducir la morosidad, detener las pérdidas del tejido empresarial y ejecutar las inversiones previstas en los Presupuestos.

"No lo estamos haciendo bien señora vicepresidenta y usted lo sabe", indicó el senador de CiU, quien aseguró también que la nota de España en la lucha contra el incremento del desempleo "es muy baja", al tiempo que aventuró unos datos "negativos" en la próxima Encuesta de Población Activa (EPA).

"Nos podemos encontrar con cuatro millones de parados y casi un 17% de tasa de paro", señaló Vilajoana, quien consideró "urgente" atacar las causas que generan una destrucción de empleo tan intensa. "Ni las medidas de estímulo fiscal ni de fomento del empleo han funcionado hasta ahora", criticó.