De Guindos pide adelantar las elecciones para rebajar los ataques de los mercados a la deuda española

De Guindos pide adelantar las elecciones para rebajar los ataques de los mercados a la deuda española

De Guindos pide adelantar las elecciones para rebajar los ataques de los mercados a la deuda española

Afirma que la posibilidad de que los nuevos gobiernos regionales encuentren deuda "oculta" también influye en la prima de riesgo

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El director del Centro del Sector Financiero de PwC e IE Business School, Luis de Guindos, ha apostado por adelantar las elecciones generales, previstas para marzo de 2012, como uno de los factores "positivos" que podrían evitar un recrudecimiento de los "ataques" de los mercados a la deuda pública española.

Antes de pronunciar una conferencia sobre la crisis de deuda, en unas jornadas organizadas por la Cátedra Pérez Llorca, Luis de Guindos indicó, en declaraciones a Europa Press, que el escenario de un adelanto electoral mejoraría la actual situación de la deuda española, dado que, según dijo, los inversores ven ahora "difícil" que el Gobierno actual pueda tomar las medidas necesarias, lo que convierte a España en objeto de "ataque continuo" de los mercados.

Pese a ello, el exsecretario de Estado de Economía descarta, por el momento, que España vaya a necesitar un rescate, a pesar de que la prima de riesgo se ha elevado en los últimos días hasta los 240 puntos básicos, si bien indicó que depende únicamente de la capacidad del Gobierno de adoptar las reformas que necesita la economía española.

De momento, subrayó que este diferencial con el bono alemán es una "losa" sobre la financiación tanto del sector financiero como de las empresas, a lo que tampoco está contribuyendo, en su opinión, los flecos aún pendientes de la reestructuración del sistema financiero. Al respecto, indicó que la "época de los paños calientes ya ha pasado" y es necesario cerrar definitivamente el proceso.

DEUDA OCULTA.

De Guindos señaló también que el aumento de las dudas sobre España, además de estar influido por la "presión" de la posibilidad de reestructurar la deuda griega y por el factor de "ruido adicional" de las divisiones internas en la UE al respecto, se debe a la posibilidad de que los nuevos gobiernos autonómicos afloren deuda y gasto "oculto" de las administraciones anteriores.

Además, destacó que los mercados "huelen" las dificultades financieras de las comunidades autónomas y el cada vez más reducido "margen de maniobra" del Gobierno para adoptar las medidas económicas necesarias, debilitado tras la debacle socialista de las elecciones municipales y autonómicas del pasado domingo.