Economía/Motor.- (Ampl) BMW elimina 850 empleos en la planta de Mini en Oxford y reduce la producción a 5 días semanales

LONDRES, 16 (EUROPA PRESS) El grupo automovilístico alemán BMW confirmó hoy su intención de recortar 850 puestos de trabajo en la factoría de Mini en Cowley, en el condado británico de Oxford, la mayoría correspondientes a la plantilla de fin de semana, que tuvo conocimiento de la noticia esta misma mañana cuando terminaba su turno. La decisión provocó una importante contestación entre los empleados, todos subcontratados, que han visto cómo el severo descenso de la demanda de automóviles y la consecuente caída de la producción ha afectado al fabricante germano, el último en sumarse a la cadena de reducciones laborales en la industria del motor en Reino Unido. Los trabajadores reprobaron que no se les avisase con mayor antelación y, según los sindicatos, reaccionaron con protestas que los llevaron a lanzar manzanas y naranjas a la dirección, si bien también expresaron su disgusto con las propias centrales sindicales, a las que recordaron que "están para defender los intereses" de los empleados, y con la agencia que los había contratado. El secretario general de uno de los dos grandes sindicatos de Reino Unido, Unite, Tony Woodley, se sumó a las críticas, especialmente porque la decisión afecta a los trabajadores de una subcontrata que no tienen derecho a indemnizaciones: "Es un oportunismo flagrante por parte de BMW", que no podría tomar una decisión similar en Alemania porque "sería ilegal". En consecuencia, el número de días de producción de la fábrica se reducirá de los siete a cinco una vez el proceso de recorte culmine el 2 de marzo, de modo que los contratados indefinidos que trabajaban en el turno de fin de semana será recolocados para los días laborables. PARALIZACIONES. Complementariamente, la decisión del despido se verá acompañada por una suspensión de la actividad de la planta durante una semana debido a una reducción de demanda que, aunque "capeada", el Mini "tampoco éste es inmune a los desafíos de la actual crisis económica", según explicó la empresa en un comunicado. No en vano, las vacaciones de Navidad se prolongaron cuatro semanas como resultado de este bajón de la demanda. Además, BMW explicó que esta caída en la producción hizo "necesario" revisar los turnos, una decisión que, reivindicó, "no se ha tomado a la ligera". "Los sindicatos han estado, por supuesto, implicados en las discusiones", aseveró, tras lo que confirmó que no hay "planes vigentes" para reducir la plantilla permanente, 4.300, frente a los 940 subcontrados. En este contexto, el Mini celebra en agosto su 50 aniversario y la factoría de Cowley es una de las que fabricó el modelo original diseñado por Alec Issigonis y sustituido en el año 2000 por una nueva versión con un importante éxito de ventas, especialmente en el extranjero, como prueba el dato de que el 80 por ciento de la producción de la planta británica, que tiene capacidad para hacer 260.000 modelos al año, iba al extranjero.