La UE vigila la situación en Moldavia y advierte de que la actual situación requiere un diálogo pacífico

BRUSELAS, 8 (EUROPA PRESS)

La Unión Europea continúa siguiendo con "gran preocupación" la situación en Moldavia tras las elecciones parlamentarias del pasado domingo y subrayó que "cualquier solución a la actual situación deberá basarse en un diálogo pacífico y el respeto por el Estado de Derecho".

En nombre de los Veintisiete, la Presidencia checa de la Unión Europea pidió al Gobierno moldavo, a la oposición y al pueblo moldavo "abstenerse de cualquier acción que pueda llevar a una escalada mayor de tensiones en el país".

La UE reclamó a todas las partes que demuestren "su firme compromiso con los valores y principios europeos" y, en este sentido, subrayó en un comunicado la importancia, en la actual situación, "de respetar adecuadamente la libertad de los medios de comunicación y de expresión".

El enviado especial de la UE para Moldavia, Kálmán Mizsei, se reunió hoy con los embajadores de los Estados miembros en Moldavia para coordinar la respuesta de la UE tras la expulsión del embajador rumano y de un segundo diplomático de esta nacionalidad, según explicó la portavoz de Relaciones Exteriores de la Comisión Europea, Christiane Hohmann.

El presidente moldavo, Vladimir Voronin, acusó hoy a la vecina Rumanía de estar detrás de las violentas protestas que se registraron ayer en la capital, Chisinau, motivo por el cual decidió expulsar a dos diplomáticos de este país.

El Ministerio de Exteriores rumano emitió un comunicado rechazando las acusaciones de Voronin. "Esta acusación es una provocación (...), no es aceptable que el poder comunista en Chisinau traslade la responsabilidad de los asuntos internos de la República Moldava a Rumanía", afirmó Bucarest, en el que precisa que no tomará medidas de represalia similares.

Por otra parte, las autoridades moldavas han rechazado aceptar un nuevo recuento de los votos que, de acuerdo con los resultado electorales, dieron la victoria al gobernante Partido Comunista, del presidente. La oposición reclama nuevas elecciones al denunciar fraude masivo. Sin embargo, el informe preliminar de la misión de observación electoral internacional asegura que el proceso se ajustó a los estándares internacionales.