Guindos: "Los problemas bancarios son como los fantasmas de Shakespeare"


MADRID|
  • El ministerio tiene sobre la mesa una serie de proyectos que afectarán al sector bancario

  • El Gobierno modificará el régimen jurídico de las cooperativas de crédito y mejorará su gobernanza

Guindos dice que los problemas bancarios son como los fantasmas de Shakespeare, se reproducen si no se atajan

Guindos dice que los problemas bancarios son como los fantasmas de Shakespeare, se reproducen si no se atajan MADRID | EUROPA PRESS

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha afirmado este miércoles que los problemas bancarios le recuerdan a los fantasmas de los dramas del escritor británico William Shakespeare: "si no se abordan en el corto plazo en profundidad, se vuelven a reproducir posteriormente".

Durante su participación en el XXIV Encuentro del Sector Financiero, organizado por ABC, Deloitte y Sociedad de Tasación, el titular de Economía ha destacado el saneamiento que ha vivido el sector financiero español, consecuencia, por una parte, del programa de asistencia financiera y, por otra, de los dos decretos que obligaron a la banca a provisionar 86.000 millones frente al riesgo inmobiliario.

Guindos ha señalado que estas normativas tuvieron un impacto claro en las cuentas de las entidades, pero posteriormente le han permitido beneficiarse de aquellas reservas. A ello ha unido la reducción "notable" de la red de oficinas, lo que ha contribuido a la consolidación y ajuste del sistema financiero tras la burbuja de crédito.

Para el futuro inmediato, el Gobierno tiene sobre la mesa una serie de proyectos que afectarán al sector bancario, el primero de ellos la nueva ley de crédito inmobiliario, que supondrá la trasposición de la directiva europea pero, a la vez, añadirá medidas adicionales.

El Ejecutivo pretende incrementar "todo lo que tiene que ver con la transparencia" del contrato hipotecario, según ha precisado De Guindos, quien ha apuntado que en la fase precontractual se obligará a dar al deudor hipotecario toda la información necesaria sobre cláusulas complicadas para que tenga tiempo de consultarlas.

También ha avanzado que los contratos hipotecarios, que serán estándar, incluirán, una serie de cláusulas imperativas para que no haya posibilidad de interpretación o duda, evitando así la opacidad.

Cooperativas de créditos

Por otra parte, el ministro ha explicado que próximamente se modificará el régimen jurídico de las cooperativas de crédito, que tienen una presencia "muy importante" en determinadas zonas, especialmente en el ámbito rural.

Así, ha indicado que se realizarán modificaciones en relación a las aportaciones sociales para incrementar su carácter de capital, al tiempo que mejorarán su gobernanza y se impulsará la creación de un fondo de garantía privada que les permita hacer frente a los problemas y garantice la solvencia de la entidad.

El Gobierno también tiene previsto trasponer la Midif II, que aportará más defensa a los consumidores, y está considerando todo lo que tiene que ver con las fintech. En este sentido, ha reconocido que "el legislador a veces va por detrás de la realidad".

"Estamos viendo los diferentes modelos de regulación desde el punto de vista de estas compañías tecnológicamente avanzadas que creemos que va a tener un impacto importante en el comportamiento de los intermediarios bancarios y en breve plazo haremos públicas las directrices de la regulación para abrir un debate sobre el papel que deben tomar estar instituciones en el seno del sistema financiero español y en el marco europeo", ha afirmado.

Retos para el futuro

Respecto a los retos a los que se tendrá que enfrentar el sector bancario en el futuro, el ministro ha mencionado los bajos tipos de interés, que presionan a la baja los márgenes.

A este desafío ha añadido el endurecimiento de la regulación, que ahora exige más capital a las entidades, los planteamientos que pueda hacer la nueva administración americana y los avances tecnológicos de las fintech, "que pueden llegar a modificar la naturaleza del negocio bancario".

Antes de cerrar su intervención, Guindos ha apuntado que el sector bancario español ha sido "la causa y consecuencia" de la crisis, pero también de la recuperación que en estos momentos está viviendo la economía española.

"Hoy, la banca ayuda a la recuperación y a la concesión de crédito", ha dicho el ministro, quien ha destacado que esta relación bilateral entre la banca y la economía ha entrado en una nueva fase en la que la propia recuperación de la economía española está creciendo por encima del 2,5%, con superávit de la cuenta corriente y sin burbujas, una tendencia que, a su juicio, hay que mantener.

"Lo peor que le podía ocurrir a la banca y a la economía española es que dejemos de crecer en los entornos en los que lo estamos haciendo", ha advertido.