Caja de Burgos obtiene un beneficio de 12 millones en el primer trimestre, tras dotaciones de 15 millones

Los depósitos de la clientela aumentaron un 18,3%, hasta superar los 8.000 millones de euros

BURGOS, 21 (EUROPA PRESS)

Caja de Burgos obtuvo un beneficio consolidado neto de 12 millones de euros durante el primer trimestre de 2009, después de haber destinado al fondo de provisiones para insolvencias 15,7 millones de euros.

Según informó la caja en un comunicado, esta dotación es "coherente" con la política de prudencia iniciada en 2007, "ejercicio desde el que la entidad se viene anticipando a los efectos de la crisis económica reforzando así su solvencia".

Durante el mismo periodo del año anterior, Caja de Burgos obtuvo un beneficio de 53,8 millones de euros debido a la obtención de plusvalías en los mercados financieros, "dato que, por tanto, no es comparable con los del primer trimestre de 2009".

Según los mismos datos, Caja de Burgos presenta un coeficiente de solvencia del 10,7%, cerca de tres puntos por encima del mínimo requerido, y se sitúa como "la entidad más solvente de la región y entre las mejor posicionadas a nivel sectorial".

Por otra parte, el volumen de negocio aumentó un 3% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, alcanzando un activo total de 12.258 millones de euros.

Por lo que respecta a la inversión, el negocio crediticio presentó un ritmo de avance "más moderado" -del 1,6% interanual- hasta alcanzar un saldo de 8.336 millones de euros. Según precisaron las mismas fuentes, durante el primer trimestre de 2009, Caja de Burgos ha inyectado liquidez a sus clientes, formalizando operaciones por importe de más de 500 millones de euros.

MOROSIDAD, POR DEBAJO DE LA MEDIA.

Caja de Burgos reconoció un aumento de la proporción de impagos, "aunque a un ritmo inferior que la media sectorial". Así y según sus datos, la tasa de morosidad se situó en el 3,36%, por debajo de la media sectorial nacional que ha quedado situada en el 3,73%.

Por su parte, la cobertura de activos dudosos con fondos de insolvencia asciende al 78,44%, "un índice que supera en cerca de 25 puntos la media del sector y que cubre holgadamente el deterioro esperado a medio plazo de los activos dudosos en cartera", destacaron las mismas fuentes.

Finalmente la entidad destacó que a pesar de la "intensa competencia", los clientes han reforzado su confianza en Caja de Burgos y sus productos, logrando un crecimiento del 18,3% en los depósitos de clientes, hasta superar los 8.000 millones de euros.