CECAM y la Comisión Regional de la Competencia apuestan en una reunión la consecución de "un mercado transparente"

TOLEDO, 14 (EUROPA PRESS)

Los presidentes de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (CECAM), Jesús Bárcenas, y de la Comisión Regional de la Competencia, Sebastián Fuentes, han mantenido un encuentro para conocer los objetivos y las funciones de la Comisión Regional de la Competencia e interesarse por alguna de las actuaciones que está llevando a cabo este organismo de reciente creación, apostando así por conseguir "un mercado transparente".

Ambos representantes han coincidido en la necesidad de que la clase empresarial de la región sea consciente de las ventajas que, tanto para los empresarios como para los consumidores y usuarios finales, tienen las buenas prácticas competitivas, según informó la Comisión Regional de la Competencia en un comunicado.

Por ello, han acordado que CECAM facilitará a la Comisión Regional de la Competencia el contacto directo con los empresarios, de forma que puedan conocer de primera mano las funciones y objetivos del organismo presidido por Fuentes como instrumento para investigar y, en su caso, sancionar posibles conductas anticompetitivas.

En este sentido, Fuentes trasladaba al máximo representante de los empresarios castellano-manchegos su firme intención de priorizar la labor pedagógica sobre la actuación sancionadora, destacando la formación e información como herramientas esenciales para los empresarios.

Conscientes de que el crecimiento económico debe de estar basado en unas relaciones de mercado transparentes, Fuentes y Bárcenas comparten la idea de que las empresas deben encontrar los menos obstáculos posibles, desde el punto de vista competitivo, para acceder a los mercados y que el trato que dispensan los grandes operadores y las Administraciones a las empresas debe ser igualitario.

La Comisión Regional de la Competencia, creada en junio de 2008, es la encargada de garantizar el funcionamiento competitivo de los mercados y de fomentar la libre competencia en el ámbito de Castilla-La Mancha. Tiene funciones consultivas de la Administración y, para el cumplimiento de sus fines, tiene los mismos derechos y prerrogativas que se reconocen al órgano equivalente del Estado.