Las 27 capitales iberoamericanas se reunirán el 7 de junio en México para acordar protocolos de actuación ante crisis

Gallardón recibe la Medalla de la Ciudad de México y el Pergamino de Huésped Distinguido durante su visita al D.F.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Las 27 capitales iberoamericanas que forman parte de la UCCI, que actualmente preside el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, se reunirán el próximo 7 de junio en la Ciudad de México para acordar protocolos de actuación ante posibles crisis que se puedan producir, tomando como ejemplo la experiencia mexicana en su lucha contra la Gripe A.

Durante su visita al D.F. Gallardón anunció su intención de convocar esta reunión, en el mismo acto en el que recibió la Medalla de la Ciudad de México y el Pergamino de Huésped Distinguido, distinciones que agradeció con el compromiso de que "el D.F. encontrará siempre una ciudad amiga en Madrid y también una puerta abierta a Europa desde la que mostrar todo su potencial a ese continente".

El primer edil madrileño insistió además en el apoyo incondicional a la capital mexicana --"Madrid quiere ser una aliada de México D.F."-- y en el deseo de recorrer juntos "un destino presidido por la libertad y la justicia", y además recordó el "pasado común que une a Madrid con México D.F. que, a su entender, "se ve hoy superado por una realidad más viva, más dinámica y más enriquecedora para ambas partes". "Las ciudades de México y Madrid han conseguido alcanzar, desde la igualdad, el respeto y con la meta común del progreso, las relaciones más intensas y fructíferas que nunca antes habían mantenido en su Historia", añadió.

De hecho, México D.F. es la ciudad más grande de habla hispana y la mayor metrópoli de todas las que algún día estuvieron vinculadas con la capital española en su condición de Corte de la Monarquía Hispánica.

Ahora, la presencia de Ruiz-Gallardón en la capital mexicana ratifica la "proximidad y el hermanamiento múltiple", tanto entre las ciudades como entre los propios ciudadanos, un hecho potenciado por la fundación de la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI), cuya creación en 1982 fue promovida especialmente por ambas urbes y cuya Presidencia compartieron entre 1996 y 1998.

MARCO CORDIAL

"Durante más de 26 años, la UCCI ha sido el marco que ha propiciado que ambas metrópolis pasaran de la amistad y la cordialidad en las relaciones a un nivel más profundo, como el desarrollo de políticas y estrategias comunes para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos", explicó el regidor, recordando que en este marco se han propiciado encuentros como el Comité Ejecutivo de julio en Bolivia, o la reunión del Comité de Solidaridad ante Catástrofes que acogerá México D.F. a finales del verano.

Además, en 2010, por acuerdo de la UCCI y coincidiendo con el bicentenario de la independencia de la Nación y del centenario de la revolución, México será la Capital Iberoamericana de la Cultura. A este respecto, Gallardón recordó que cada 16 de septiembre, aniversario de ese grito que desde Villa de Dolores desencadenó en 1810 el proceso de independencia, en el Parque del Oeste de Madrid se rinde homenaje a México ante el monumento a Manuel Hidalgo.

"Un reconocimiento que confirma que, si bien en estos 200 años las dos ciudades podían haberse dado la espalda, no ha sido así. Esa independencia nunca ha sido sinónimo de lejanía. Al contrario, ha sido motivo de admiración por el arrojo con que México luchó para que la libertad ocupe nuevos espacios antes dominados por la oscuridad que siempre provoca su ausencia", argumentó el alcalde.

Una admiración, agregó, que ahora se ve reforzada por la pujanza de su literatura, su cine o su gastronomía, y materializada de múltiples formas, una de ellas, en los miles de madrileños que anualmente visitan México D.F.

La UCCI agrupa a Andorra la Vella, Asunción, Barcelona, Bogotá, Brasilia, Buenos Aires, Caracas, Guatemala, La Habana, La Paz, Lima, Lisboa, Madrid, Managua, México, Montevideo, Panamá, Río de Janeiro, Quito, San José, San Juan, San Salvador, Santiago, Santo Domingo, Sao Paulo, Sucre y Tegucigalpa.

Durante sus 25 años de existencia, la Unión ha tratado de fomentar los vínculos, relaciones e intercambios de todo tipo entre las ciudades capitales iberoamericanas; impulsar el desarrollo armónico y equilibrado de éstas; y procurar la solidaridad y cooperación entre las mismas, sin olvidar en ningún caso su vocación de integración y del fortalecimiento democrático de los gobiernos locales en Iberoamérica.