Economía/Empresas.- ArcelorMittal reduce el salario de su consejo y de sus altos ejecutivos en 2009

MADRID, 13 (EUROPA PRESS) La multinacional siderúrgica ArcelorMittal ha reducido el salario de los miembros de su consejo de administración y de sus altos ejecutivos en 2009, según anunció hoy el director general de productos largos y distribución, Gonzalo Urquijo, quien no ofreció cifras concretas. En un encuentro con la prensa en Madrid, Urquijo destacó que, ante una situación económica "muy dura", todos en la empresa están haciendo "sacrificios", no sólo los trabajadores, a los que se les aplican los programas de bajas voluntarias previstos, que en España afectan a 600 empleados. El vicepresidente, que se mostró "esperanzado y prudente" respecto a la evolución del negocio en el presente ejercicio, indicó que los sacrificios también afectan a los accionistas y socios, ya en 2008 se "redujeron los dividendos a la mitad", al pasar de una inversión en esta partida de 2.000 millones de dólares en 2007 a tan sólo 1.000 millones un año después. A esta rebaja hay que añadirle "una reducción de las inversiones y de los planes de crecimiento", que permitirán al grupo anglo-indio tener "un balance muy sólido" en 2009, según comentó Urquijo. Sobre el programa de bajas voluntarias en España, que afecta a 600 trabajadores, el ejecutivo informó de que ya se han acogido 416 empleados y que "no va a haber despidos forzosos". DESPIDOS TEMPORALES EN ASTURIAS. ArcelorMittal presentó sus resultados económicos de 2008 el pasado miércoles y su presidente, Lakshmi Mittal, expresó su confianza en que la demanda de acero inicie una "recuperación gradual" a partir del segundo semestre de 2009, una evolución que podría evitar el paro de un alto horno en Asturias y los expedientes de regulación de empleo (ERE) temporales anunciados para las plantas españolas. Acerca de este tema, Urquijo, que repitió punto por punto la posición de su presidente, detalló que las instalaciones de Asturias son"muy eficaces" y además se encuentran en una "situación privilegiada", puesto que en el resto de Europa las plantas tienen algún horno parado. El vicepresidente concluyó su disertación sobre las plantas asturianas señalando que son "realistas", de tal modo que si el mercado se anima en el segundo semestre "no habrá ERE", pero si no se produce este crecimiento se verán obligados a ejecutarlo. IMPACTO DE LA TARIFA ELÉCTRICA. Otra de las cuestiones planteadas por Urquijo fue el impacto que supone la tarifa eléctrica española sobre la actividad del grupo acerero en España. El vicepresidente indicó que la tarifa ha bajado para las empresas del mercado libre por el descenso del precio del petróleo, el gas y de la demanda. Estas tres bajadas, que son "coyunturales", tienen "enormemente preocupados" a los responsables de ArcelorMittal en España, puesto que, "si el ciclo se da la vuelta y vuelven a subir las tarifas", la división española "va a perder competitividad con otros países en los que el grupo produce acero". Aparte de este escenario futuro, Urquijo quiso resaltar que desde que dejó de existir la tarifa G4 (aplicada a grandes industrias y a altos consumidores de electricidad) en diciembre, el recibo ha subido un 5% cada mes, lo que supone un "gran impacto" para las plantas españolas, ya que afecta a su competitividad.