Economía/Empresas.-HP dice que no existe "presión" para que los empleados se acojan al plan de reducción salarial

MADRID, 26 (EUROPA PRESS) El presidente de HP en España y Portugal, José Antonio Paz, aseguró hoy que no existe "ningún tipo de presión" para forzar a los empleados a acogerse al plan de reducción salarial que el pasado 25 de marzo anunció la dirección de la compañía. "No vamos a aceptar ningún tipo de presión ni represalia sobre los empleados para que acepten la reducción salarial. Es una decisión totalmente voluntaria", manifestó Paz en su primera comparecencia pública tras su nombramiento como máximo responsable de la compañía en España. Ante las quejas de CC.OO sobre la iniciativa de la multinacional para lograr una rebaja en los sueldos del 5% y de la acusación de los sindicatos que advierten que la compañía está aprovechando la crisis para reducir los salarios a pesar de que los números no lo justifiquen, el directivo manifestó que HP no es una compañía "de corto plazo" y que están optimizando su gestión para ser más "competitivos" de cara al futuro. HP obtuvo unos beneficios de 1.464 millones de euros en el primer trimestre fiscal que terminó el 31 de enero de 2009, y cerró el ejercicio de 2008 con unas ganancias de 6.108 millones. "Realmente, no se trata de gasta más, sino mejor. De hecho las organizaciones de Tecnologías de la Información (TI) más exitosas invierten en tecnología aproximadamente la mitad que la media de las empresas como porcentaje de beneficio, priorizando estratégicamente en la inversión de TI", apuntó el directivo En la presentación de la nueva estrategia de la compañía, Paz apuntó que las empresas tienen que racionalizar sus gastos y llevar a cabo una política y una gestión responsable apoyada en la innovación y en la inversión en tecnología como "palanca" para salir de la crisis. Para ello las compañías deben optimizar los recursos dirigidos a mantenimiento y gestión así como revisar como distribuyen y consumen los recursos tecnológicos, añadió Paz. Con el fin de adaptarse y superar la actual situación económica el directivo marcó tres acciones básicas; la estandarización, optimización y automatización de la tecnología para ofrecer a corto plazo una reducción de los costes; dar prioridad a la inversión para conseguir valor de negocio y, por último, hacer un uso de un 'sourcing' flexible para mantener en ejecución los proyectos "críticos" y "cuadrar" costes.