ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Economía/Empresas.- La cúpula de Renta Corporación se recorta salarios y retribuciones para reducir costes a la mitad

El consejo elimina un puesto con la salida voluntaria de Carlos Solchaga tras la refinanciación de deuda BARCELONA, 1 (EUROPA PRESS) Renta Corporación ha reducido más de la mitad sus costes de funcionamiento con la rebaja de los salarios de los directivos, la renuncia del presidente a su sueldo, y la renuncia de la mayoría del consejo a las dietas. Las retribuciones variables también se recortarán por encima del 20% este año, y se ha completado un proceso de reducción de plantilla del 37%, de 139 a 57 personas. El consejero delegado de Renta Corporación, Juan Velayos, explicó a Europa Press que los altos cargos de la compañía han reducido un 10% su sueldo, y el resto de directivos un 5%. La plantilla que continúa en la empresa tras la reducción realizada entre mediados de 2008 y principios de 2009, se ha congelado el salario. Todas estas medidas suponen un ahorro de costes del 54%, pasando de 16,2 millones de euros a 7,5 millones. En el caso de las dietas del consejo de administración, dejarán de percibirlas el presidente, el secretario, los miembros ejecutivos y algunos consejeros, con lo que pasarán de suponer 444.000 euros en 2008 a 168.500 en 2009, un 62% menos. Además, el consejo se reduce en un miembro, con lo que se mantienen once consejeros más el secretario, tras la salida voluntaria de Carlos Solchaga. El empresario, que figuraba como consejero independiente de la compañía desde febrero de 2006, época en que ésta salió a bolsa, envió una carta al presidente de Renta Corporación pidiendo salir del consejo porque no podía dedicarle el tiempo necesario. En la misma misiva, alegaba que había demorado su salida hasta que mejorase la situación de la empresa, lo que sucedió el 27 de febrero, cuando la inmobiliaria firmó un acuerdo de refinanciación de su deuda con las entidades financieras, incluyendo la venta de activos por valor de 380 millones. Renta Corporación también ha minimizado costes de funcionamiento del día a día, aunque ha procurado "optimizar" teniendo en cuenta que debe "estar preparada para cuando vuelva el crecimiento económico", señaló Velayos, que añadió que ahora la compañía "entra en una etapa de deberes hechos". En febrero, la empresa informó de que pretendía rebajar los costes de estructura un 39% en 2009, pasando de 30,9 millones a 19, pero ya está por debajo de esa cifra. El consejero delegado reconoció que Renta Corporación está optando por alquilar algunos inmuebles "mientras no recuperan su valor adecuado", pero descartó por el momento derivar hacia la actividad de alquiler: "Mantenemos el modelo de negocio de comprar, transformar el inmueble y vender". Explicó que en los últimos meses, Renta Corporación ha comprado activos en Barcelona, Madrid, París y Berlín, en un contexto en que los precios actuales se han adaptado "a las nuevas circunstancias". La compañía también ha constatado el cambio de la demanda, con más negocio de venta por unidades que a una sola mano. Actualmente, Renta Corporación busca oportunidades de negocio en todas sus plazas de actividad --España, Londres, París, Berlín y Nueva York--, y descarta entrar ahora en otros lugares. Velayos consideró que "empieza a haber inversores que creen que el momento de volver a invertir está cerca. Hay más interés por comprar que en los últimos meses". Renta Corporación registró unas pérdidas de 111,5 millones en 2008, frente a unos resultados positivos de 35,3 millones en 2007, debido al contexto de caída de las operaciones de compraventa y a la depreciación de los activos, entre otros factores. Sus ingresos fueron de 263,9 millones, 244 procedentes de ventas y 19,7 de alquileres.