Economía/Empresas.-Telefónica aconseja adaptarse y una "humildad sin complejos" para iniciar la internacionalización

BURGOS, 27 (EUROPA PRESS) La directora de Marketing Global de Telefónica, Belén Amatriain, recomendó hoy saber adaptarse y abogó por una "humildad sin complejos" como claves para iniciar el camino de la internacionalización. Amatriain, que participó hoy en una de las mesas redondas organizadas en el seno de ForoBurgos sobre 'Nuevas oportunidades y nuevos retos', puso como ejemplo la experiencia de Telefónica en la internacionalización. En 1990, la compañía española inició su apertura a los mercados de Chile, Argentina y Puerto Rico y en la actualidad está presente en 25 mercados con un 63% de ingresos por operaciones internacionales en 2008 (38% en 2003 y 48% en 2005). Belén Amatriain admitió que la apertura a mercados internacionales no ha sido un camino fácil si bien reconoció también que han aprendido mucho de esa experiencia, por ejemplo, a darse cuenta de que cada país es diferente y que hay que saber adaptarse. "No somos mejores que nadie pero tampoco peores", comentó la directora de Marketing Global de Telefónica, que abogó por la "humildad sin complejos" cuando se inicia la andadura en el exterior y la búsqueda del equilibrio entre la corporación y las operaciones locales. Amatriain enfatizó la importancia de ver lo bueno de cada lugar sin hacer "borrón y cuenta nueva" y anticipó los nuevos y "apasionantes" retos a los que se enfrenta en la actualidad esta compañía: la unificación de sus marcas a nivel internacional, buscar sinergias en el mercado exterior compartiendo infraestructuras, consolidarse como 'player' influyente en China y "ser grandes para llegar a ser cercanos". Amatriain aconsejó a los empresarios que quieran iniciar el camino de la internacionalización de sus negocios, que entiendan bien el mercado pasa saber qué oportunidades y riesgos existen, analizar la competencia en ese lugar y qué alternativas existen en ventas o producción. También recomendó planificar bien la salida al exterior para lo que es necesario, según apuntó, tener un plan definido, desde la premisa de que "siempre hay tiempo de cambiarlo", y conocer qué competencias son necesarias para aprovechar las oportunidades de ese nuevo país y qué falta. La directora de Marketing Global de Telefónica propuso también tener en cuenta alternativas de ejecución, como empezar con un proyecto pequeño o "quemar las naves", entrar en solitario en el nuevo mercado o buscar un socio local y desarrollar el proyecto desde el inicio u optar por la opción de compra. Por último, advirtió de la necesidad de tener en cuenta los recursos económicos pero sin subestimar los humanos, el equipo, y recetó una buena dosis de paciencia.