La brasileña Embraer niega haber pagado millonarios bonos a sus directores

  • Río de Janeiro, 21 mar (EFE).- El fabricante brasileño de aviones Embraer, que viene siendo cuestionado por sus sindicatos desde que el mes pasado anunció el despido de cerca de 4.300 empleados, negó hoy que hubiese distribuido 50 millones de reales (unos 22,1 millones de dólares) en bonos para sus directores.

La brasileña Embraer niega haber pagado millonarios bonos a sus directores

La brasileña Embraer niega haber pagado millonarios bonos a sus directores

Río de Janeiro, 21 mar (EFE).- El fabricante brasileño de aviones Embraer, que viene siendo cuestionado por sus sindicatos desde que el mes pasado anunció el despido de cerca de 4.300 empleados, negó hoy que hubiese distribuido 50 millones de reales (unos 22,1 millones de dólares) en bonos para sus directores.

La Empresa Brasileña de Aeronáutica (Embraer) divulgó hoy un comunicado para responder a las denuncias de dirigentes del Sindicato de Metalúrgicos de la ciudad de Sao José dos Campos según las cuales la empresa alegó motivos financieros para justificar los despidos pero pagó los millonarios bonos a sus dirigentes.

El cuarto mayor fabricante de aviones del mundo aclaró que los 50 millones de reales mencionados por los sindicalistas se refieren al valor máximo para el pago de honorarios, beneficios, ayudas, premios y participación en las ganancias que la Asamblea General Ordinaria de accionistas limitó para todos los directores en abril del año pasado y que pueden ser pagados hasta abril de este año.

La empresa aclaró que el valor efectivamente desembolsado para remunerar a los dirigentes aún no ha sido calculado, pero agregó que será públicamente divulgado junto con los resultados financieros y contables de la empresa en el año 2009.

Afirmó que ese valor será "obligatoriamente inferior al límite aprobado" por los accionistas.

En consecuencia, agregó, "es absolutamente falsa la información de que directores y consejeros de administración de Embraer recibieron 50 millones de reales de bonos de la empresa".

De acuerdo con el fabricante aeronáutico, la participación en las ganancias, la asistencia médica y el plan de jubilación complementario, incluidos en el valor máximo que puede ser distribuido entre los directivos, no son beneficios exclusivos de los dirigentes sino de todos los empleados de la empresa.

Embraer traba una disputa en los tribunales con los sindicatos desde que en febrero pasado, alegando una fuerte caída de las encomiendas mundiales de aviones, anunció el despido del 20 por ciento de su nómina, es decir de cerca de 4.300 empleados.

El fabricante de aviones atribuyó su decisión a la "crisis sin precedentes que afecta la economía global, en particular el sector de transporte aéreo", y que la obligó a realizar una "revisión de su base de costos y de su efectivo de personal".

Pese a que inicialmente la justicia suspendió los despidos, el Tribunal Regional de Trabajo los autorizó el pasado miércoles, pero determinó que la empresa aumente el valor de las indemnizaciones que pagará por la rescisión de los contratos.

Los despidos anunciados por la empresa líder mundial en el segmento de aviones de hasta 120 plazas generó protestas de varios políticos y sindicalistas, que cuestionan los créditos que los bancos estatales brasileños le ofrecen a la empresa.

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva llegó a declarar que estaba "indignado" por estos despidos masivos en plena crisis y se reunió con los directivos de la empresa para intentar infructuosamente de evitar los cortes.