Las empresas españolas podrían acceder a 71.000 millones de dólares del Plan Obama

  • Washington, 18 mar (EFE).- Las empresas españolas podrían optar a licitaciones por valor de 71.000 millones de dólares (54.000 millones de euros) del plan de estímulo económico del presidente de EEUU, Barack Obama, declaró hoy en Washington el ministro de Industria de España, Miguel Sebastián.

Las empresas españolas podrían acceder a 71.000 millones de dólares del  Plan Obama

Las empresas españolas podrían acceder a 71.000 millones de dólares del Plan Obama

Washington, 18 mar (EFE).- Las empresas españolas podrían optar a licitaciones por valor de 71.000 millones de dólares (54.000 millones de euros) del plan de estímulo económico del presidente de EEUU, Barack Obama, declaró hoy en Washington el ministro de Industria de España, Miguel Sebastián.

El ministro visita Estados Unidos para promover el plan "Made in/by Spain", que promociona la tecnología española, sobre todo en energías renovables, y que le ha llevado a reunirse con el secretario de Energía, Stephen Chu.

En una rueda de prensa, el ministro dijo que el Gobierno español ha analizado el plan de estímulo estadounidense y "hemos calculado que nuestras empresas podrían optar a 71.000 millones de dólares, puesto que en este plan se está demandando grandes servicios de energías renovables".

Sebastián afirmó que ésta es una "gran oportunidad" para las empresas españolas porque la cantidad es muchísimo mayor que la de los fondos que la Unión Europea otorgó a España tras entrar en la UE, que fueron de 6.000 millones al año y supusieron un gran impulso para el país.

El plan de estímulo económico estadounidense prevé 787.000 millones de dólares de gasto, de los que 317.000 se destinarán a inversión en sectores como energía, infraestructuras, medio ambiente, educación, sanidad, transporte, vivienda y transporte urbano, explicó Sebastián.

Esos son sectores "en los que las empresas españolas tienen mucho que ofrecer", dijo el ministro.

Según Sebastián, España es el tercer país en potencia eólica instalada y el cuarto en solar, líder mundial en el tratamiento de aguas y desalinización, así como en transporte y alta velocidad, con experiencia internacional en el metro de Londres y Nueva York, así como en países como Finlandia y México, entre otros.

De su reunión con Chu, Sebastián señaló que ambos expresaron "una apuesta decidida por las energías renovables", y anunció la creación de un grupo de trabajo permanente formado por representantes de los dos Gobiernos para intercambiar ideas sobre energía solar, biocombustibles y vehículos eléctricos.

También hablaron sobre las diferentes formas de subvencionar el vehículo eléctrico "para que no resulte caro y sea interesante para el usuario y rentable para las empresas", dijo el ministro español.

El desarrollo de estos vehículos en EEUU y España será muy rentable para los ciudadanos porque con un 1,5 euros (1,9 dólares) recorren 100 kilómetros, frente al automóvil actual, que varía entre 8 y 13 euros (10-17 dólares), declaró Sebastián, el primer ministro europeo recibido por Chu.

Ahora es importante hacer un despliegue en infraestructuras y mejorar la eficiencia de las baterías para que sea cómodo para el usuario de los vehículos, afirmó Sebastián.

Recordó que el plan para España es que haya un millón de esos vehículos eléctricos en 2014, y transmitió a Chu su deseo de que "una buena parte sea producida en nuestro propio país dado que contamos con una potente industria del automóvil".

El ministro invitó oficialmente al secretario estadounidense a visitar España para conocer los proyectos sobre energías renovables y de captura de CO2 por los que se ha interesado.

En cuanto a la expansión de las empresas españolas, Sebastián lamentó que aunque "nuestra posición en el mercado internacional es del 2 por ciento de las exportaciones mundiales, lo que equivale al 2 por ciento del PIB mundial, sólo tenemos el 0,5 por ciento del mercado estadounidense".

Por eso, señaló que uno de los objetivos del plan "Made in/by Spain" es promocionar la tecnología española y ampliar el mercado internacional.

El ministro explicó que se trata de un buen momento para las empresas españolas "porque la internacionalización suele ocurrir en etapas de recesión" y es una buena oportunidad para conquistar mercados en el extranjero dada "la debilidad de la demanda en casa".

Uno de sus objetivos cumplidos en este viaje a EEUU ha sido la creación de un foro financiero permanente, el "Spain Business Forum", en el que participarán empresarios y representantes de los dos gobiernos.

Con un presupuesto de 44 millones de euros (57 millones de dólares) para los dos primeros años, además de lo que aporten las empresas, este año se organizarán actividades empresariales en Boston, Chicago y San Francisco, y en 2010 en Nueva York, Miami y Los Ángeles.