El bipartito en funciones redujo en 170.000 euros el mobiliario para la Xunta, pero el coste de la reforma no se rebajó

La Consellería de Presidencia detecta "disfunciones", pero advierte de que vigilará que las obras "no cuesten un euro más a los gallegos"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 (EUROPA PRESS)

El Gobierno en funciones de la Xunta modificó el pasado mes de marzo la dotación para mobiliario destinado a las obras de reforma de la sede administrativa, de forma que redujo su partida en 170.000 euros, aunque el coste total de la obra, de 4 millones de euros, se mantuvo.

Así lo explicó hoy la secretaria xeral de la Consellería de Presidencia, Beatriz Cuiña, quien precisó que con fecha 26 de marzo el proyecto de obra para las nuevas instalaciones del Consello de la Xunta se modificó en el apartado de mobiliario, donde inicialmente existía una dotación en torno a los 235.000 euros que se redujeron hasta los 65.000.

Sin embargo, precisó Cuiña, esta rebaja "no supuso en este momento una reducción en el coste total de la obra", que asciende a 1,6 millones para equipamiento tecnológico y 2,3 millones para obra civil, por lo que aseguró que el Gobierno estudiará el caso para "ver a que obedecen esas disfunciones".

"Estaremos vigilantes para ver que lo comprometido y lo pagado se corresponde realmente con lo ejecutado", afirmó Beatriz Cuiña, quien añadió que trabajarán para que esta obra, que lleva ejecutándose 18 meses, "no cueste un euro más a los gallegos".

El recinto, compuesto por dos salas para Consellos y una sala de prensa, y que causó polémica por su elevado coste, estará terminado el próximo día 30, aunque todavía se desconoce si se le dará uso.

RECINTO

El recinto pensado para albergar el nuevo Consello de la Xunta cuenta con dos accesos independientes para miembros del Gobierno y dos accesos con entrada única para la prensa.

En total, el recinto está compuesto por tres espacios dotados de la más moderna tecnología, una sala de Consellos, una segunda sala de Consellos o de Comisión de Secretarios y una sala de prensa con cabinas de traducción.

En concreto, la sala principal de Consellos está presidida por una pantalla LCD de 103 pulgadas así como 19 puestos dotados de dos pantallas, una que funciona como monitor y otra, táctil, que hace de escritorio y se activa con bolígrafo.

Además, cuenta con tres cámaras, una para la sala de control y dos que se orientan de manera automática a la persona que está hablando por el sistema de megafonía y cristales que se oscurecen por mando a distancia.

Asimismo, la Sala de Consellos 2 cuenta con la misma dotación para 18 personas, pero la pantalla única es substituida por dos LCD de 65 pulgadas, una a cada lado de la sala.

La climatización del recinto es por el techo, mientras que el resto de conductos, como la electricidad o el agua, van bajo el suelo, que es de cristal. Entre las modificaciones del mobiliario con respecto al proyecto original están el cambio en el modelo de sillas, que dejan de ser de cuero para ser de tejido, las mesas de las dos salas de Consellos y las butacas de la sala de prensa.