El mercado castiga a las compañías que salieron a bolsa en 2007 y 2008

  • Madrid, 24 may (EFE).- El balance bursátil de la docena de compañías que se decidieron a debutar en el parqué en 2007 y 2008 es claramente negativo, con pérdidas de capitalización que superan, en algunos casos, el 70 por ciento.

El mercado castiga a las compañías que salieron a bolsa en 2007 y 2008

El mercado castiga a las compañías que salieron a bolsa en 2007 y 2008

Madrid, 24 may (EFE).- El balance bursátil de la docena de compañías que se decidieron a debutar en el parqué en 2007 y 2008 es claramente negativo, con pérdidas de capitalización que superan, en algunos casos, el 70 por ciento.

En 2007 fueron once las sociedades que debutaron en bolsa -Clínica Baviera, Realia, Solaria, Almirall, Criteria, Codere, Fluidra, Renta 4, Rovi, Iberdrola Renovables y Vértice 360º-, frente al solitario debut de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) que lo hizo en 2008.

Por el camino han quedado proyectos como la salida a bolsa de Cibeles, la corporación financiera de Caja Madrid, que en repetidas ocasiones aseguró que el debut bursátil se llevaría a cabo antes del final de 2008, y otras sociedades dependientes de cajas de ahorro como Bancaja, Caixa Galicia o Caja Navarra.

El balance para las doce compañías que se arriesgaron a salir al mercado es definitivamente negativo, aunque en lo que va de año los rebotes de la Bolsa española, que ansía el momento de tocar suelo y recuperar los niveles de hace un año, han permitido a diez de ellas acumular ganancias.

La pérdida de capitalización bursátil de estas doce compañías oscila entre el 76 por ciento de Solaria y Realia y el 0,85 por ciento de las cuotas participativas de la CAM.

Muy cerca de la empresa especializada en energía solar y de la inmobiliaria se sitúan Vértice 360º, que desde su salida a bolsa ha caído más del 70 por ciento, y Codere, grupo de juego privado cuya capitalización ha descendido el 67 por ciento.

El fabricante de material para piscinas Fluidra, por su parte, ha caído el 60 por ciento, y el grupo oftalmológico Clínica Bavera, la más veterana del grupo, el 53 por ciento.

Con pérdidas inferiores al 50 por ciento se encuentran la sociedad de valores Renta 4 (46 por ciento), el "holding" de participaciones industriales de La Caixa Criteria (42 por ciento), y los laboratorios Rovi (43 por ciento) y Almirall (41 por ciento), así como Iberdrola Renovables.

La filial de renovables de Iberdrola, protagonista del décimo debut bursátil en 2007 y de la mayor colocación privada de la historia de la bolsa española, ha caído desde su estreno el 33 por ciento.

La última en llegar al parqué madrileño y la única que lo hizo el pasado año, la Caja del Mediterráneo (CAM), puede presumir de un ligero recorte de apenas el 0,85 por ciento en la cotización de sus cuotas participativas.

No obstante, esta desalentadora evolución bursátil ha comenzado a cambiar en 2009, tanto para el conjunto de las cotizadas españolas como para su principal indicador, que si el año pasado vivió el peor ejercicio de su historia y perdió casi el 40 por ciento, en lo que va de éste ha logrado acumular una revalorización de aproximadamente el 1,50 por ciento.

Así, de las doce compañías que salieron a bolsa los pasados dos años sólo tres de ellas -Codere, Rovi y Renta 4- mantienen los números rojos, con pérdidas del 21, del 7 y del 3 por ciento.

Para el resto, 2009 puede ser el punto de inflexión que cambie el rumbo de su trayectoria en bolsa, ya que acumulan beneficios de hasta el 47 por ciento en el caso de Almirall, que se coloca además entre la docena de cotizadas más rentables en lo que va de año.

A continuación se sitúan Realia, que se ha revalorizado el 41 por ciento, Clínica Baviera, con el 21 por ciento, y Vértice 360º, con el 17 por ciento.

Con beneficios acumulados desde enero superiores al 14 por ciento figuran Solaria e Iberdrola Renovables, mientras que Fluidra y Criteria se han revalorizado el 11 y el 8 por ciento, respectivamente.