El presidente electo afirma que recibirá economía salvadoreña en recesión

  • San Salvador, 7 may (EFE).- El presidente electo de El Salvador, Mauricio Funes, afirmó hoy que asumirá el poder en momentos en que la economía local ha entrado en una etapa de recesión, producto de la crisis financiera internacional.

El presidente electo afirma que recibirá economía salvadoreña en recesión

El presidente electo afirma que recibirá economía salvadoreña en recesión

San Salvador, 7 may (EFE).- El presidente electo de El Salvador, Mauricio Funes, afirmó hoy que asumirá el poder en momentos en que la economía local ha entrado en una etapa de recesión, producto de la crisis financiera internacional.

El futuro mandatario se refirió a esta situación al concluir hoy dos días de reuniones privadas con representantes del Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con quienes analizó la situación del país y las medidas para enfrentar la crisis económica.

En el encuentro "hemos enriquecido nuestra visión y no nos cabe ninguna duda de que podemos concluir que la situación del país se ha venido deteriorando en los últimos meses", dijo Funes, quien asumirá el cargo el próximo 1 de junio.

"Hoy puedo confirmarles que vamos a recibir una economía en recesión, unas finanzas públicas maltrechas debido a la existencia de un déficit fiscal mayor que el proyectado", que podría ser de unos 500 millones de dólares, explicó.

El futuro presidente es el primero que gana el poder como miembro del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), luego de dos décadas de gobierno de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

Con los organismos multilaterales "tuvimos muchas coincidencias sobre cómo afrontar la crisis y sobre las prioridades" que deberá tener la nueva administración, afirmó Funes.

Advirtió de que "en ningún momento" estas entidades mostraron un "espíritu de imposición".

En cambio, expresó que "venían con el espíritu de contribuir a un diagnóstico adecuado a la realidad del país y a sugerir medidas para hacerle frente a la crisis, porque si no le hacemos frente a la crisis no podemos construir el desarrollo".

El mandatario electo destacó que una de las más claras coincidencias fue la "necesidad de luchar contra la pobreza y la protección de los grupos más vulnerables y excluidos", por lo que prometió que su Gobierno, pese a la situación, aumentará "hasta donde sea posible" la inversión social.

El futuro Gobierno deberá "recurrir al endeudamiento externo" o a la reorientación de los préstamos ya concedidos para "financiar programas de apoyo al sector productivo y para compensar los efectos de la crisis en los grupos más vulnerables de la población", dijo Funes, pero destacó que aún no se han discutido montos.

Recordó que el país ha experimentado en el primer trimestre del año una reducción "cercana" al ocho por ciento en las remesas enviadas por inmigrantes salvadoreños y que en los últimos meses reporta más de 50.000 "nuevos pobres".

"El cuadro de la situación del país que surge de los análisis y de las discusiones que hemos sostenido en estos dos días es realmente preocupante y nos confirma nuestra percepción de que la situación económica y social de El Salvador se ha deteriorado dramáticamente durante los últimos meses", expresó.

Para este año, el Gobierno del presidente Elías Antonio Saca prevé un crecimiento del 0,5 por ciento debido a la crisis económica mundial, cifra menor al 2,5 por ciento que habían proyectado funcionarios de su gabinete en enero pasado.

El Producto Interior Bruto (PIB) de El Salvador creció un 3,2 por ciento en 2008.