Ecuador anunciará una propuesta de reestructuración de la deuda externa el 20 de abril

  • Quito, 28 mar (EFE).- El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, aseguró hoy que el próximo 20 de abril presentará una propuesta para reestructurar la deuda exterior del país, una parte de la cual ha sido calificada de ilegítima por su Gobierno.

Ecuador anunciará una propuesta de reestructuración de la deuda externa el 20 de abril

Ecuador anunciará una propuesta de reestructuración de la deuda externa el 20 de abril

Quito, 28 mar (EFE).- El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, aseguró hoy que el próximo 20 de abril presentará una propuesta para reestructurar la deuda exterior del país, una parte de la cual ha sido calificada de ilegítima por su Gobierno.

El mandatario, en su informe semanal emitido por radio y televisión, indicó que ese anuncio lo hará hoy mismo su ministra de Economía, María Elsa Viteri, que participa en la Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que se celebra en la ciudad colombiana de Medellín.

"El 20 de abril próximo se presentará la propuesta para la reestructuración de la deuda externa ecuatoriana", afirmó Correa, que declaró como ilegítima una parte de los pasivos internacionales, sobre todo los bonos Global 2012 y 2030.

Ecuador declaró en moratoria el pago de esos bonos, por considerar que fueron negociados de forma irregular en el pasado, por lo que anunció que presentaría una propuesta a los acreedores para renegociarlos.

Según Correa, esta es la "primera vez que un Gobierno toma el toro por los cuernos" y se propone resolver una polémica sobre la deuda exterior, a la que calificó como "un dogal" para la economía de su país.

Reprochó a Gobiernos anteriores, que negociaron los pasivos de forma irregular y en función de los intereses de los acreedores, lo que, a su criterio, perjudicó al país, sobre todo en el gasto social.

Por ejemplo, criticó que en 2003, el Gobierno de entonces creó un fondo con los ingresos de las exportaciones del petróleo, el principal producto de exportación del país, para garantizar el pago de la deuda exterior.

Esa política, dijo el mandatario, generó una revalorización de los bonos de la deuda externa ecuatoriana, que pasaron de una cotización del 60 por ciento de su valor nominal a un 105 por ciento, lo que supuso un perjuicio para el Estado y un beneficio adicional para los acreedores.

"Se vendió con premio la deuda externa ecuatoriana, porque éramos el único país del mundo que garantizaba el pago de la deuda con su petróleo", se lamentó Correa.

Sin embargo, dijo que en su Gobierno esa situación ha cambiado, porque según él, se ha privilegiado el gasto en salud, educación y vialidad, en lugar de aumentar los recursos para pagar la deuda exterior.

Por ello, se reestructurará la deuda "en función de los intereses del país y con legitimidad, con legalidad, porque esa deuda fue sobrepreciada" en renegociaciones efectuadas desde el año 1999.

El pasado 20 de noviembre, una Comisión para la Auditoría Integral del Crédito Público (CAIC), creada por el Ejecutivo ecuatoriano para estudiar el endeudamiento externo, informó que varios tramos de la deuda, incluidos los Global 2012 y 2030, presentaban indicios de "ilegalidad".

El Gobierno emprendió entonces un análisis, junto con abogados nacionales e internacionales, con el fin de establecer la estrategia jurídica y financiera que le permita eliminar o renegociar el pago de esos segmentos de la deuda.