La cifra de acreedores a corto plazo de la Junta asciende a 365 millones de euros al cierre de 2008

El PP alerta sobre la "morosidad" de la Administración extremeña con empresas y ayuntamientos y le solicita mayor agilidad en los pagos MÉRIDA, 18 (EUROPA PRESS) La cifra de acreedores a corto plazo de la Junta de Extremadura ascendía a 365 millones de euros al cierre de 2008, de los cuales 353 millones ya fueron pagados por la Administración regional en febrero de este año 2009. Según datos facilitados hoy ante la Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Asamblea por el interventor general de la Junta, Manuel Agustín González, la cifra es prácticamente idéntica a los 362 millones de euros pendientes de pago existentes al cierre de 2006, aunque inferior a los 495 que la Administración autonómica adeudaba al cierre de 2007. Así lo indicó González durante una comparecencia solicitada por el Grupo Popular en la cámara regional para informar sobre la evolución de la cifra de acreedores a corto plazo, y durante la cual la secretaria general de los 'populares' en la Asamblea, Cristina Teniente, alertó sobre la "morosidad" de la Administración extremeña en sus pagos a empresas y ayuntamientos y solicitó a ésta, en consecuencia, mayor agilidad en sus pagos "para facilitar la liquidez" y evitar la "asfixia" económica y financiera. El interventor general de la Junta, por su parte, resaltó que los pagos de la Administración regional "se hacen con rapidez" desde el momento en el que los expedientes entran en fase de intervención y tesorería, y resaltó que el periodo medio de pago de la Junta en términos globales ronda los 49 días. En este sentido, apuntó también que el índice de retrasos en los pagos superior a los 60 días no alcanza siquiera el 1 por ciento de los casos. Tras explicar que a finales de año se incrementan "mucho" las peticiones de pago por parte de la Administración debido a la conclusión de convenios y a diferentes estipulaciones legales, González subrayó igualmente el objetivo de la Junta de tratar de que las empresas y ayuntamientos "cobren pronto". "La mejor manera de ayudar a las empresas es pagarles pronto", dijo el interventor general, que añadió que "la Junta intenta que las empresas cobren pronto". Igualmente, González aprovechó su intervención para solicitar a las empresas que contratan con la administraciones públicas que "paguen con la misma rapidez que cobran ellas de la Junta a sus subcontratas". AGILIDAD EN LOS PAGOS Por su parte, la 'popular' Cristina Teniente lamentó el incremento en la cifra de acreedores en un 30 por ciento --dijo-- en 2007 respecto a 2006, y alertó sobre que Extremadura es la quinta administración en nivel de deuda con empresas y proveedores (según apuntó basándose en un informe de técnicos del Ministerio de Hacienda). Según indicó, la "morosidad" de la Junta con empresas y ayuntamientos "agrava" la situación financiera actual y "contribuye" a la "asfixia" y al "cierre" de entidades, motivo por el cual exigió "mayor agilidad" de la administración autonómica en sus pagos. "Las altas tasas de morosidad están siendo letales para muchas empresas", advirtió. Teniente recordó también que a su partido le han llegado "numerosas quejas" de ayuntamientos por "retrasos" en pagos de la Junta relativos a convenios, ayudas, etc, y se reconoció "perpleja" por que las cifras de pagos pendientes de Extremadura sea superior a las de regiones como Castilla-La Mancha o Madrid, indicó. SOLVENCIA Finalmente, el diputado del Grupo Socialista Jorge Amad insistió en que "no existe ningún problema de pago" por parte de la Junta, y lanzó un mensaje de "tranquilidad" a los acreedores ante la "solvencia" de dicha administración. Amado también hizo un llamamiento "para que no haya declaraciones que partan de premisas erráticas" y que "puedan romper" dicha "confianza".