LM apoyando la línea ICO-Liquidez

TOLEDO, 19 (EUROPA PRESS)

Un total de 18 entidades financieras que operan en Castilla-La Mancha dieron hoy "una bocanada de aire fresco" a muchas pymes de la región, con la firma de un convenio que sella su adhesión a la línea ICO-Liquidez 2009, cuyo objetivo es dotar de liquidez a los autónomos y pequeñas y medianas empresas solventes y viables que se enfrentan a una situación transitoria de restricción de crédito.

Así lo destacó el presidente de Caja Guadalajara, José Luis Ros, que tomó la palabra en nombre de los representantes de las 18 cajas y bancos que firmaron este acuerdo con la vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araújo, en su calidad de presidenta del Instituto de Finanzas de Castilla-La Mancha.

Ros detalló que esa ayuda, que a tres años vista va a dar "cierta tranquilidad", se ofrecerá a aquellos proyectos más viables, pues reconoció que "no somos una ONG y no podemos caer en los problemas del pasado", y se mostró convencido de que al convenio se sumarán "muchas más entidades" del contexto regional.

Aseveró que actuaciones como estas son "muy inteligentes" en un momento como este en el que hay que sumar fuerzas para conseguir resultados "más satisfactorios" cuando se ha detectado un problema co0mo el de liquidez de las pymes, lejos de los "grandes enfrentamientos y las grandes ferocidades" entre bancos y cajas.

El presidente de Caja Guadalajara también negó que, como se ha dicho insistentemente, "el grifo esté cerrado", ya que las cifras de este año en inversión crediticia son positivas. En este sentido, aprovechó para pedir que se deje trabajar "en paz" a bancos y cajas, y fuera de "tanta adivinanza" de lo que pasará con ellos, pues están "cansados del ruido mediático".

Por su parte, Araújo explicó que el origen del convenio hay que buscarlo en el hecho de que la línea ICO-Liquidez 2009, que se puso en marcha a finales de 2008 --cofinanciada al 50 por ciento entre el ICO y las entidades financieras--, no estaba teniendo el éxito esperado. De ahí que el Gobierno regional decidiera, a través del Instituto de Finanzas, asumir la mitad del riesgo que pactaron las entidades financieras con el ICO.

COMPROMISO Y GENEROSIDAD

Ahora, el ICO seguirá cofinanciado el 50 por ciento de los créditos, mientras que el resto será asumido, en un 25 por ciento por parte de las entidades financieras, y en otro 25 por ciento por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha, en un acuerdo que estará vigente hasta el 31 de diciembre y que fue rubricado la semana pasada por el ICO y el Ejecutivo regional, tras recibir el visto bueno del Consejo de Gobierno.

Sin embargo, aclaró Araújo, para que ese convenio tuviera eficacia necesitaba "de otro socio activo", que no es otro que las entidades financieras que operan en Castilla-La Mancha, a las que hoy agradeció este nuevo gesto de "compromiso y generosidad", demostrando en muchas ocasiones anteriores con el apoyo a otras iniciativas, como la línea pyme-finanzas, con la que ya se han financiado 46 préstamos que han creado 227 nuevos empleos en la región y mantenido unos 600 más.

También ofreció la consejera una estadística --que toma como base, y mejora con datos regionales, la que mensualmente realiza el Consejo Superior de Cámaras de Comercio de España-- que refleja que en los últimos tres meses dos de cada tres empresas de la región han necesitado acudir al sistema financiero para demandar financiación, y un 70 por ciento han tenido respuesta favorable, aunque la mayoría reconoce que ha tenido dificultades "hasta llegar a ese sí".

Además, avanzó que el 83 por ciento de la financiación se ha destinado a financiar circulante, y que una de cada cuatro empresas ha utilizado los instrumentos financieros del ICO o los del Instituto de Comercio de Castilla-La Mancha, lo que significa, concluyó la responsable económica del Ejecutivo, que "hemos detectado entre todos un problema y entre todos, esta tarde, hemos demostrado que queremos dar una respuesta".

Los firmantes del convenio fueron el director general de Caja Castilla-La Mancha, Gorka Barrondo; el presidente de Caja Guadalajara, José Luis Ros; el director general de Caja Rural de Toledo, Rafael Martín Molero; el director general de Caja Rural de Ciudad Real, Miguel Ángel Calama; el vicepresidente del Consejo Rector de Caja Rural de Albacete, Antonio Pastor; el director general de Caja Rural de Cuenca, Ernesto Berdala; el director territorial de Banco Santander, Julián Párraga; y el director de la oficina de la oficina Toledo-B de BBVA, Pablo López.

Además del director comercial de empresas de Banco Popular, Guillermo Villalobos; el director de zona de Toledo de Caja Madrid, Alberto Guzmán; el director del Centro de Empresas de Toledo de La Caixa, Javier Martín; el director de zona de Caja Sol, Enrique Pantín; el director de la oficina de Toledo de Unicaja, Juan Carlos Álvarez; el director de zona de Albacete de Caja Murcia, Carlos Roldán; el presidente de Caja Campo, Luis Robledo; el director territorial de Ibercaja, José Morales; el director de la oficina de Bancaja en Toledo, Pablo Chacón, y el director de zona del Banco Sabadell en Castilla-La Mancha, Juan José Villar.