4

OVIEDO, 8 (EUROPA PRESS)

La compañía Iberdrola ha resuelto finalmente el problema de la próxima extinción de las tarifas eléctricas para grandes consumidores, las llamadas G-4, que había llegado a poner en dificultades de viabilidad las instalaciones asturianas de Asturiana de Zinc (Azsa) y Alcoa. Ambas partes llegaron a un acuerdo tras la intervención del presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, el ministro de Industria Comercio y Turismo, Miguel Sebastián, que mediaron con los dirigentes de Iberdrola, según informó el Principado a través de una nota de prensa.

Areces alcanzó esta misma tarde el compromiso del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, mediante el cual, la compañía eléctrica firmará sendos acuerdos tarifarios con las dos empresas con sede en Asturias.

Anteriormente, la otra gran empresa asturiana afectada por la extinción de las tarifas G-4, Arcelor-Mittal, también había logrado un acuerdo para remplazar las tarifas eléctricas. Las instalaciones asturianas de Arcelor-Mittal, Azsa y Alcoa representan el 7 por ciento del consumo eléctrico de España.

Según el Principado, Areces lleva varios meses trabajando en contacto directo con los responsables de las compañías eléctricas, las empresas y las organizaciones sindicales para tratar de resolver el problema económico que suponía para la industria asturiana la supresión de las tarifas de grandes consumidores. De las cinco empresas españolas afectadas por la extinción de estas tarifas, tres son las asturianas ya citadas.

Pese a la aprobación del Real Decreto (publicado en el BOE ayer, día 7 de mayo) mediante el cual el Gobierno de España ha adoptado medidas para acabar con el déficit del sector eléctrico español, el acuerdo inicial de Iberdrola con Asturiana de Zinc y Alcoa se rompió hace algunas semanas.

Las negociaciones del jefe del Ejecutivo asturiano y el Ministro de Industria, con el apoyo del Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, lograron reconducir esa situación y retomar el acuerdo, que se hará efectivo con carácter retroactivo al día de la publicación del Real Decreto en el BOE.

Areces mantuvo una conversación telefónica con Miguel Sebastián ayer, jueves, por la noche, que fue el preludio de las últimas gestiones directas con Ignacio Sánchez Galán, que terminaron por fructificar hoy mismo.