Activada la alerta local por un avión con un problema en el tren de aterrizaje

  • Madrid, 21 may (EFE).- El aeropuerto de Barajas ha activado hoy la alerta local ante la llegada de un avión de Iberia procedente de Nueva York con un problema en "la pata de morro del tren de aterrizaje", que, finalmente, ha tomado tierra con normalidad, según han informado a Efe fuentes aeroportuarias y de la compañía.

Activada la alerta local por un avión con un problema en el tren de aterrizaje

Activada la alerta local por un avión con un problema en el tren de aterrizaje

Madrid, 21 may (EFE).- El aeropuerto de Barajas ha activado hoy la alerta local ante la llegada de un avión de Iberia procedente de Nueva York con un problema en "la pata de morro del tren de aterrizaje", que, finalmente, ha tomado tierra con normalidad, según han informado a Efe fuentes aeroportuarias y de la compañía.

Según estas fuentes, tras detectarse este problema en el avión, un Airbus 340, se activó la alerta local por si fuera necesaria la intervención de los bomberos, personal sanitario o fuerzas de seguridad del Estado, que se movilizan en esta situación, lo que no ha sucedido en esta ocasión.

Esta es la segunda vez que el aeropuerto de Barajas activa la alerta local en las últimas horas, después de que ayer hacia las 21.20 horas los responsables de las instalaciones fueron avisados de que el vuelo FR-7156 de Ryanair procedente de Dublin tenía un problema.

Las fuentes aeroportuarias han comentado a Efe que el avión, un Boeing 737, tomó tierra a las 21.35 horas y fue conducido al denominado "punto de aislamiento", situado enfrente del Pabellón de Estado de la terminal 4.

Desde allí, los 154 pasajeros y 6 tripulantes de la aeronave, que fueron desembarcados del avión por las escalerillas, fueron conducidos en autobuses a la sala de autoridades, mientras agentes de la Guardia Civil procedían a revisar el avión.

Según las fuentes, la alerta saltó cuando el avión llevaba dos horas de vuelo y le quedaban unos 30 minutos para aterrizar en Madrid y uno de los pasajeros encontró la palabra "bomba" escrita en un espejo del lavabo.

Los agentes del instituto armado descartaron que hubiera un explosivo a bordo del avión, por lo que condujeron de nuevo a los viajeros a la aeronave para que recogieran su equipaje y la alerta se dio por finalizada a las 22.15 horas.