Air Nippon Airways pierde 32,1 millones de euros en 2008, tras seis años de beneficios

Etiquetas

El grupo japonés reduce su facturación un 6,4%, 729,3 millones de euros menos que en 2007

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El grupo japonés Air Nippon Airways (ANA) perdió 4.200 millones de yenes (32,1 millones de euros) en 2008, frente a los 64.100 millones (490,9 millones de euros) de beneficio que obtuvo en el ejercicio anterior, lo que situa a la aerolínea en 'números rojos' tras seis años de ganancias.

El volumen de negocio de la compañía cayó hasta los 1.390 millones de yenes (10,6 millones de euros), frente a los 1.490 millones (11,4 millones de euros) que alcanzó en 2007, lo que supone una caida del 6,4%.

Mientras, los beneficios operativos de la compañía japonesa descendieron un 91% respecto al ejercicio fiscal anterior, hasta los 7.500 millones de yenes (57,5 millones de euros), cuando se situaron en los 84.300 millones de yenes (646,6 millones de euros).

Tras los malos resultados obtenidos por el grupo en 2008, que rompe su senda de ganancias durante los últimos seis años, el vicepresidente de ANA, Tomohiro Hidema, apuntó que el pasado año "fue desastroso para todos los negocios", y achacó las pérdidas del grupo "a la gran reducción de pasajeros durante el último trimestre de 2008". Asimismo, añadió que ANA lanzará "nuevas iniciativas" para atraer a la demanda y reducirá costes con el objetivo de combatir la recesión y "salir del tunel".

Así, la aeorlínea prevé que sus ganancias netas para 2009 se sitúen en los 3.000 millones de yenes (23 millones de euros), y vaticina una recuperación de la demanda de pasajeros que eleve su facturación hasta los 1.350 millones de yenes (10,3 millones de euros).

REDUCIR COSTES EN 2009

Asimismo, el grupo presentó hoy un 'plan de emergencia' que aplicará hasta finales de marzo de 2010, con el objetivo de salir de los 'números rojos'. El vicepresidente de ANA afirmó que en el siguiente ejercicio la empresa "continuará con sus políticas de expansión" en el aeropuerto de Tokio, y confío en que suponga "un gran cambio en el negocio".

La compañía prevé reducir los costes en Tokio en 73.000 millones de yenes (561 millones de euros), la iniciativa "más ambiciosa" en la historia de la aerolínea, según Tomohiro Hidema.