Alberto Recarte apunta que el sector agroalimentario es el que tiene "mejores perspectivas a medio y largo plazo"

Dice que en España habrá entre 500.000 y 800.000 parados más y califica el Plan E de Zapatero de "puro gasto" carente de "lógica"

BADAJOZ, 22 (EUROPA PRESS)

El analista económico, consejero de Caja Madrid e Iberia y presidente de Libertad Digital, Alberto Recarte, consideró hoy que el sector agroalimentario es el que tiene "mejores perspectivas a medio y largo plazo, aunque ahora como todos tenga problemas de financiación".

Recarte advirtió, por tanto, de que que "habría que evitar que la falta de financiación afectará a empresas que son perfectamente sanas en este sector", sobre el cual hizo estas observaciones al ser preguntado acerca la situación de Extremadura ante la crisis, toda vez que en la economía extremeña sigue siendo importante el campo.

Además, Alberto Recarte apuntó que "en esta ocasión el altísimo porcentaje de empleados públicos" que hay en la Extremadura "significa cierta protección". Así mismo, dijo que tenía "más dudas" sobre los grandes proyectos industriales en ciernes, ya que sobre "refinerías y cementeras" dijo no saber "si es el mejor momento para que planteen" porque "les ha pillado un mal momento de demanda mundial y de precios tanto para el cemento como para productos petrolíferos".

En un encuentro con los medios en Badajoz en el marco de del congreso Extremanagers, que organiza la escuela de negocios Itae, este experto autor del 'Informe Recarte', un éxito de ventas en el que analiza el impacto de la situación económica en España, afirmó que en el momento presente la economía española está en la "parte más difícil del ajuste" ante la crisis, dado que supone "reducir el tamaño del sector de la construcción, el sector inmobiliario, en de bienes de consumo y el sector financiero".

Recarte añadió que "desgraciadamente" se está produciendo un ajuste que "no era esperable" también en los sectores de la automoción y el turismo como "consecuencia de la recesión mundial"; en todo caso, explicó que los ajustes en los cuatro sectores anteriormente mencionados son "nacionales y había que hacerlos en cualquier caso". AL MENOS 500.000 PARADOS MÁS

Alberto Recarte cree que "no se ha llegado al fondo de la crisis" y que "probablemente se van a perder todavía entre 500.000 y 800.000 puestos de trabajo", momento en el que dijo "si habríamos llegado a los ajustes" en los cuatro sectores citados inicialmente, aunque quedaría la "duda de que pasa en el turismo y la automoción", puesto que estos dos "dependen muchísimo de lo que sucede en el exterior y en Europa".

Al respecto, dijo que si Europa "no se recupera el turismo lo va a pasar mal", y si tampoco lo hace la automoción podría suceder que en nuestro país --donde supone "el 8 por ciento del PIB"-- el sector "más moderno y más eficiente de toda la economía española" lo pase mal, aspecto que dijo es el que "más" le preocupa en estos momentos.

Preguntado sobre las medidas 'anticrisis' adoptadas hasta la fecha en España, Alberto Recarte declaró que "a corto plazo los más importante es sanear el sistema financiero", algo que en su opinión se "está haciendo muy lentamente", motivo por el cual abogó por "imitar lo que ha hecho el Gobierno Norteamericano", ya que a las entidades financieras "debería" suministrarles recursos "por supuesto con intervención del Estado en los respectivos consejos de administración y en el capital".

Por otra parte, indicó que se han tomado muchas medidas que "significan un gran gasto absurdo como los 400 euros o el tema de los 8.000 millones a los ayuntamientos", medidas en las que dijo que se han gastado "14.000 millones de euros" que al final se han "tirado a la basura".

REFORMAS DEL MERCADO LABORAL

Bajo su criterio las medidas a largo plazo que tienen que ver con el reforma del sistema fiscal, del mercado de trabajo y del sistema educativo "no se están tomando y algunas son muy urgentes, como todas las que hacen referencia al sistema fiscal y el educativo para evitar el abandono escolar y el escaso nivel de formación, tanto en secundaria como en universitaria". Así mismo matizó que las reformas del mercado laboral serán "urgentes dentro de uno o dos años" cuando se alcance el final de la crisis.

Preguntado por el Plan E dijo que no sabía ni lo que es y que se trata de "un plan que no tiene ninguna lógica interna", que se es "un puro gasto" en el que habría sido "mucho mejor dar el dinero a los ayuntamientos para que pagaran a los empresarios el dinero que les deben y evitar que suspendan pagos más empresas".

"Y si hay obras importantes de infraestructuras que hacer por parte de los ayuntamientos, las autonomías o del Estado que se hagan y es el momento de hacerlas", pero esto "requiere mucho tiempo y no se puede abordar a corto plazo", apostilló.

Para Alberto Recarte a corto plazo "lo que tiene que hacer el Estado" son esas reformas que sirvan para sanear el sistema financiero y la reforma fiscal, y a largo plazo la "reforma del sistema educativo y de pensiones y del mercado de trabajo" pues "curiosamente las grandes reformas españolas no son de gasto, son reformas que implican decisiones políticas".