(Ampl.) La gran banca redujo un 18% su beneficio hasta marzo, con 4.482 millones, y duplicó su morosidad

La tasa de morosidad media ponderada de las cinco grandes entidades se situó en el 3%, frente al 1,09% de hace un año.

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Los cinco grandes de la banca -Santander, BBVA, 'la Caixa', Caja Madrid, y Banco Popular- alcanzaron un beneficio neto conjunto de 4.482 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 17,89% respecto a los 5.459 millones registrados en el mismo periodo de 2008, según datos de las entidades recogidos por Europa Press.

La gran banca ha seguido ganando, pero la crisis no ha pasado de largo por las entidades, ya que han aumentado sus pérdidas por deterioro de activos y han tenido que destinar un mayor importe a provisiones ante el galopante incremento de la morosidad, mermando su cuenta de resultados.

En concreto, la morosidad media ponderada de estas cinco entidades (se calcula considerando el 'peso' de los créditos concedidos por cada entidad respecto a la cifra total de las cinco entidades, con lo que se evitan las desviaciones de la media simple) alcanzó el 3% hasta marzo, frente al 1,09% del año anterior, y los expertos y el propio sector advierten de que seguirá aumentando.

El Santander continuó liderando el ránking de beneficios, con 2.096 millones de euros en el primer trimestre del ejercicio, lo que supone un 5% menos que en igual periodo de 2008, cuando la entidad ganó 2.206 millones de euros.

La comparativa interanual de las cuentas está afectada por la incorporación de las adquisiciones de Alliance & Leicester (A&L) y los depósitos y canales de distribución de Bradford & Bingley (B&B) en Reino Unido, que aportan 66 millones de euros en el periodo, así como de dos meses de Sovereign, que resta 20 millones de euros.

El banco explicó también que la crisis financiera elevó su tasa de morosidad hasta el 2,49%, con un tasa de cobertura del 80%. Como consecuencia del repunte, las dotaciones para insolvencias se incrementaron un 73%. El grupo cuenta con fondos para insolvencias por valor de 15.166 millones de euros, de los que 6.261 millones corresponden a fondos genéricos.

A continuación se situó BBVA, con un beneficio de 1.238 millones, un 36,6% menos que en igual periodo de 2008 si se incluyen las plusvalías de 509 millones que generó la venta de la participación en Bradesco en igual periodo de 2008. Excluyendo las plusvalías, el beneficio recurrente del banco cayó un 14,2% en comparación con el primer trimestre del año pasado.

La tasa de morosidad del banco se situó en el 2,8%, frente al 1,1% existente un año antes. En todo caso, BBVA resaltó que su tasa de mora muestra una una evolución "mejor" que la del conjunto del sector.

La tasa de cobertura se situó en el 76% frente al 200% que mostraba un año antes, sin embargo, los fondos de cobertura alcanzaron los 8.000 millones de euros, de los que más de la mitad son de carácter genérico.

El tercer lugar fue para La Caixa, que situó su beneficio neto en 567 millones, un 9,28% menos respecto a los 625 millones del mismo periodo del ejercicio anterior. La caja destinó a dotaciones por insolvencias 285 millones de euros, un 172% más. Asimismo, multiplicó por cinco su tasa de morosidad, hasta el 3,40%, frente al 0,68% de hace un año, mientras que su cobertura se redujo hasta el 51% desde el 229% de marzo de 2008.

La otra gran caja, Caja Madrid, obtuvo un beneficio de 357,43 millones, un 1,1% más, aunque el resultado podría haber aumentado en un 23% si no se contabilizan las plusvalías obtenidas en el primer trimestre de 2008 por la reorganización accionarial de la aseguradora Mapfre.

La caja destinó a provisiones en el trimestre 23,7 millones, mientras que sus pérdidas por deterioros de activos alcanzaron los 324,34 millones. La morosidad se multiplicó por cuatro, hasta situarse en el 5,57% desde el 1,36% de hace un año, y situó su tasa de cobertura en el 40,5%, frente al 161,5% de marzo de 2008.

La caja, que liberó provisiones genéricas por 200 millones y que aún le quedan 900 millones más, explicó que cuenta con un exceso de 156 millones de euros de específicas, ya que las provisiones totales ascienden a 3.176 millones y la perdida esperada de riesgo de crédito es de 3.020 millones.

Por último, Banco Popular obtuvo un beneficio de 224,7 millones, un 30,7% menos que en igual periodo de 2008. Excluidas las dotaciones cautelares y los resultados extraordinarios, el banco habría registrado un beneficio recurrente de 300 millones, sólo un 0,6% inferior al del primer trimestre de 2008.

La entidad destinó 295 millones a dotaciones por inversiones crediticias y 9 millones adicionales por otras depreciaciones de activos financieros. Adicionalmente, registró 75 millones de otros resultados negativos que incluyen dotaciones por activos no financieros y resultados extraordinarios por venta de activos propios. La tasa de morosidad del banco se multiplicó casi cuatro veces hasta situarse al finalizar marzo en el 3,82%, frente al 0,98% que registró en el primer trimestre de 2008.

CRECEN LOS CRÉDITOS Y LOS DEPÓSITOS.

A pesar de la caída de su beneficio, la actividad de los cinco grandes entidades continuó creciendo, hasta alcanzar 1,4 billones de euros en créditos, un 12,7% más que hace un año, mientras que lo depositos alcanzaron un 1,27 billones de euros, un 15% más.

En concreto, el Santander concedió 700.306 millones de euros en el primer trimestre en créditos a la clientela, mientras que los netos se elevaron hasta los 685.497 millones de euros. Por su parte, los depósitos alcanzaron los 477.015 millones de euros, mientras que los recursos a clientes en balance totalizaron los 745.724 millones de euros.

Por su parte, BBVA concedió 340.241 millones de euros brutos en créditos, un 5,5% más, de los que 105.445 millones de euros fueron créditos con garantía real y 6.889 millones de euros de carácter dudoso. Los recursos de clientes se elevaron en un 8,8%, hasta los 370.045 millones de euros, de los que 243.795 millones fueron depósitos, un 9,8% más.

Los créditos a clientes de 'la Caixa' crecieron un 6,7% y se elevaron a 176.742 millones de euros, mientras que los recursos de clientes en balance aumentaron un 2,2%, hasta 206.459 millones de euros. En el segmento empresas, el crédito creció un 39%, hasta los 28.435 millones.

Caja Madrid alcanzó créditos por 117.198 millones, un 6,3% más, mientras que los recursos gestionados de clientes alcanzaron los 156.376 millones de euros (+8,1%), entre los que destacaron las imposiciones a plazo, que acumulan una captación neta de más de 9.000 millones de euros en los últimos doce meses.

Por último, el saldo crediticio del Popular se situó a 31 de marzo en 94.244 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 5,2% respecto a los 89.620 millones del ejercicio anterior, mientra que los recursos totales en balance alcanzaron 85.742 millones de euros, un 5,2% más, de los que 51.782 millones fueron depósitos, un 23% más.