(Ampliación) Banesto ganó 210,9 millones hasta marzo, un 3,1% menos, pese al "entorno recesivo"

La morosidad se triplicó, hasta el 1,97%, y su capitalización se mantuvo por encima de los mínimos, con un Tier I del 7,71%.

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Banesto registró un beneficio neto de 210,9 millones de euros en el primer trimestre de 2009, lo que supone un 3,1% menos en comparación con las ganancias que obtuvo en igual periodo de 2008, cuando el beneficio neto se situó en 217,6 millones de euros, informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

No obstante, el banco presidido por Ana Patricia Botín precisó que el beneficio recurrente del grupo creció un 3,4% en el primer trimestre, lo que le permitió realizar una dotación de 20 millones de euros en provisiones voluntarias que han contribuido a fortalecer la situación patrimonial del grupo.

La entidad también señaló que el primer trimestre de 2009 se desarrolló en un "entorno recesivo", en el que ha persistido la ralentización del crecimiento del negocio iniciada hace más de un año y en el que la morosidad del sistema se ha mantenido al alza.

La tasa de morosidad de la entidad se situó al finalizar marzo en el 1,97%, lo que supone multiplicar por tres la tasa del 0,59% que registraba un año antes, con una cobertura del 83,6%, frente a la cobertura del 266,53% del primer trimestre de 2008.

Como consecuencia de este crecimiento, las dotaciones para insolvencias alcanzaron en el periodo los 79,7 millones de euros, un 30,4% más, aunque el banco señaló que el crecimiento de la mora del grupo se está produciendo a un "ritmo inferior" al experimentado por el sistema. Con todo ello, el beneficio antes de impuestos de la entidad alcanzó los 288,2 millones de euros.

CAPITALIZACIÓN POR ENCIMA DE MÍNIMOS EXIGIDOS.

El nivel de capitalización del banco se mantuvo muy por encima de los mínimos exigidos y el ratio BIS II alcanzó el 10,57%, con un Tier I del 7,71%, lo que supone un exceso de capital sobre los mínimos exigidos de cerca de 1.800 millones de euros.

El banco resaltó que el crecimiento de los ingresos, la contención de costes y el fortalecimiento de las provisiones le han llevado a obtener unos resultados positivos, que le permitieron obtener un margen de explotación de 376,7 millones de euros, que supone un avance interanual del 5%.

El margen de explotación ascendió a 376,6 millones de euros, con un repunte del 5% sobre igual periodo de 2008, mientras que el margen de intereses se incrementó un 7,9%, hasta los 418,4 millones de euros, y el margen bruto aumentó un 3,8%, alcanzando los 625,3 millones de euros.

Por su parte, las comisiones netas experimentaron un descenso del 3,8%, hasta situarse en 153,3 millones de euros, aunque el banco achacó estos menores ingresos a la caída durante 2008 del volumen de fondos de inversión y pensiones gestionados.

Por áreas de negocio, los ingresos generados por la banca doméstica, (Comercial y Corporativa) alcanzaron los 566,7 millones de euros, un 5% más y suponen el 90,6% del margen ordinario del grupo.

El banco destacó que continúa poniendo "especial énfasis" en esta clave de gestión, lo que se ha traducido en un incremento de los gastos generales y amortizaciones de sólo el 2,1%, porcentaje inferior al experimentado por los ingresos, consiguiendo una nueva mejora en el ratio de eficiencia, que al cierre de marzo de 2009 se situó en el 40,3%, frente al 41,7%, registrado un año antes.

Los resultados por operaciones financieras aportaron 43,2 millones de euros, con un incremento del 4,2%. Fruto de la evolución descrita, el margen bruto alcanzó los 625,4 millones de euros, con un aumento del 3,8%.

POLÍTICA DE CRECIMIENTO SELECTIVO.

El banco resaltó que durante al primer trimestre del año continuó la tendencia de una menor demanda del crédito en el mercado y que la entidad ha persistido con su política de "crecimiento selectivo", alcanzando una inversión crediticia de 76.618 millones de euros, que suponen un crecimiento interanual del 2%, avance superior al experimentado por la actividad económica.

Del total, 37.655 millones fueron créditos con garantía real, 0,2% más respecto al primer trimestre de 2008, y 29.444 millones correspondieron a otro tipo de créditos y préstamos, un 6,8% más. Los recursos de clientes registrados en balance ascendieron al cierre de marzo a 59.122 millones de euros, con un crecimiento interanual del 11,9%, mientras que el total de recursos gestionados alcanzó los 68.967 millones, un 6,3% más.

Además, los fondos gestionados fuera de balance frenaron este trimestre la caída que experimentaron durante todo el año pasado y al 31 de marzo de 2009 ascendían a 9.845 millones de euros, un 1,0% más que al acabar diciembre.