(Ampliación) BBVA ganó 1.238 millones hasta marzo, un 36,6% menos, por la venta de Bradesco en 2008

La tasa de morosidad se situó en el 2,8% en el primer trimestre y la tasa de cobertura en el 76%

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

BBVA obtuvo un beneficio neto de 1.238 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un 36,6% menos que en igual periodo de 2008 si se incluyen las plusvalías de 509 millones que generó la venta de la participación en Bradesco en igual periodo de 2008.

Excluyendo dichas plusvalías, el beneficio recurrente del banco cayó un 14,2% en comparación con el primer trimestre del año pasado, informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El grupo explicó que pese a que "continúa arreciando la crisis financiera y económica mundial", BBVA ha vuelto a demostrar la recurrencia y fortaleza de sus ingresos, con el margen de intereses como "principal motor".

La tasa de morosidad del banco se situó al finalizar marzo en el 2,8%, frente al 1,1% existente un año antes y al 2,3% que registró en diciembre de 2008. En todo caso, BBVA resaltó que su tasa de mora muestra una una evolución "mejor" que la del conjunto del sector.

La tasa de cobertura se situó en el 76% frente al 200% que mostraba un año antes, mientras que la prima de riesgo se elevó hasta el 1,06%, frente al 0,68% que registraba en el primer trimestre del ejercicio anterior. Sin embargo, los fondos de cobertura alcanzaron los 8.000 millones de euros, de los que más de la mitad son de carácter genérico.

Las pérdidas por deterioro de activos financieros del primer trimestre de 2009 ascendieron hasta los 916 millones de euros, pero el banco destaca que se encuentran "muy en línea" con los 917 millones y los 859 millones del tercer y cuarto trimestres de 2008. Las dotaciones a provisiones se situaron en 104 millones de euros, un 27,9% menos que los 145 millones de euros que descontó en el primer trimestre de 2008.

El margen neto del banco totalizó 2.819 millones de euros en el primer trimestre, con un crecimiento del 4,9% que supuso para la entidad presidida por Francisco González un "máximo histórico trimestral".

Ello se debió, según BBVA, al aumento en un 20,1% de su margen de intereses, hasta los 3.272 millones de euros, y al control de los gastos de explotación, que se redujeron un 0,7%.

El incremento de este apartado permite absorber los menores niveles del resto de ingresos y situar el margen bruto un 2,5% por encima del existente doce meses antes, a pesar de que la situación coyuntural reciente ha sido menos favorable, hasta alcanzar los 4.889 millones de euros.

Las comisiones cayeron un 4,6% en el primer trimestre, hasta los 1.079 millones de euros, mientras que las operaciones financieras retrocedieron un 38,4%, con 364 millones de euros.

En cuanto a la base de capital --de acuerdo con la normativa de Basilea II--, el ratio 'core' se situó en el 6,4%, frente al 6,2% de diciembre de 2008, lo que refleja la capacidad del Grupo para generar capital de manera orgánica en la coyuntura actual, según destacó la entidad.

Sin embargo, el Tier I y el Tier II se situaron en 7,7% y el 3,8% por la deducción de la participación en China CITIC Bank (CNCB). Con todo ello, el ratio BIS a finales de marzo se situaba en el 11,5%, frente al 12,2% del cierre de 2008. Asimismo, la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) se situó en 19,4%, la rentabilidad sobre activos (ROA), en el 1% y la eficiencia mejoró hasta el 42,3%, desde el 43,7%.

Pese a que los principales índices bursátiles han cerrado el trimestre con caídas, las plusvalías latentes del Grupo en sus participadas a 31 de marzo de 2009 son de 1.281 millones de euros.

CRECEN CRÉDITOS Y DEPÓSITOS.

El banco destacó que pese a la ralentización de la actividad bancaria en el sector, con especial incidencia en España, Estados Unidos y México, BBVA aumentó sus volúmenes de negocio, ya que los créditos a la clientela y los depósitos continuaron aumentando durante el primer trimestre del año, aunque lo hicieron a un menor ritmo que en trimestres anteriores, como consecuencia de la situación económica.

En concreto, el banco concedió 340.241 millones de euros brutos en créditos, un 5,5% más, de los que 105.445 millones de euros fuero créditos con garantía real y 6.889 millones de euros de carácter dudoso. Los recursos de clientes se elevaron en un 8,8%, hasta los 370.045 millones de euros, de los que 243.795 millones fueron depósitos, un 9,8% más.

POSITIVA EVOLUCIÓN DE ÁRES DE NEGOCIO.

En México, el crecimiento de la actividad, principalmente en recursos de bajo coste y en crédito a empresas, a corporaciones y préstamos hipotecarios, junto con la positiva gestión del balance, elevaron el margen de intereses hasta el 6%, pero los ingresos registrados por la OPV de VISA en el primer trimestre de 2008 limitaron el avance de los resultados de operaciones financieras.

Por esta razón, el crecimiento del margen bruto se incrementó un 1% interanual y un 9,1% sin la operación de VISA. El margen neto sin la operación VISA creció un 11,7%, y un 0,4% con la operación VISA. El beneficio atribuido del área bajó el 16,1% a tipos de cambio constantes, hasta los 363 millones de euros, aunque sin el efecto de la operación de VISA, el descenso del beneficio fue del 2,4%.

El área de Estados Unidos siguió aumentando su volumen de negocio, lo que permitió que el margen de intereses del primer trimestre avanzase un 3,6% interanual a tipos de cambio constantes. No obstante, la ralentización de las comisiones y de los resultados de operaciones financieras, redujeron el margen bruto en un 5,3% interanual a tipos de cambio constantes, aunque la mejora de los gastos de explotación se reflejó en un menor retroceso del margen neto (-3,0%).

Después de unos saneamientos en línea con los efectuados en el tercer y cuarto trimestres de 2008, el resultado atribuido alcanzó los 42 millones que, excluyendo la amortización de intangibles, ascendieron a 63 millones.

América del Sur, por su parte, logró un crecimiento en el trimestre del margen neto y del beneficio atribuido del 23,4% y del 19,5%, respectivamente, a tipos constantes, alcanzando una cifra de 225 millones de euros.