ArcelorMittal descarta despidos de trabajadores indefinidos en las instalaciones asturianas

LA GRANDA (ASTURIAS), 8 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente de ArcelorMittal España y miembro de la dirección general del Grupo, Gonzalo Urquijo, aseguró hoy en La Granda que se descartan los despidos de trabajadores indefinidos a pesar del nuevo recorte de producción en las instalaciones asturianas.

Urquijo se pronunciaba así a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa ofrecida hoy en el Palacio de La Granda, en Gozón, donde el dirigente de la factoría anglo-india explicó a los sindicatos las nuevas medidas que van a tomar desde la multinacional ante la crisis mundial existente, medidas que a su vez fueron anunciadas en la reunión del Comité Restringido celebrada hoy en Luxemburgo.

Entre esas medidas, en lo referente a las instalaciones asturianas, se contempla la parada del horno alto B de Veriña, a partir del 14 de mayo; la parada de una de las dos plantas sinterización en Asturias --ubicada también en la factoría de Gijón-- también en mayo; y las dos baterías de cok de Avilés a partir del 20 de abril que ya habían sido anunciadas y que se unen a las otras dos que ya permanecen paradas.

A todo ello hay que unir la línea de pintura y la de galvanizado de Avilés que llevan paradas desde el último trimestre de 2008 y la afectación que los recortes tendrán también en el tren de alambrón.

Gonzalo Urquijo insistió en que las razones para llevar a cabo estas drásticas medidas son claras: la falta de demanda. "Nos falta demanda en el mercado, porque nuestros principales clientes son el automóvil y la construcción, y no podemos sostener el actual sistema, porque no hay suficientes pedidos", dijo.

No obstante, Urquijo destacó, que no todo son malas noticias. "Por ejemplo hojalata sigue con una producción por encima del 80 por ciento, al igual que la de chapa gruesa y también el carril que tiene un cien por cien de producción", señaló.

Dijo además los resultados de la negociación de los precios de la electricidad tras la desaparición de la tarifa G-$ --de los grandes consumidores-- será también un factor "importante" para decidir las fechas en las que se arranque el horno de Veriña.

Durante su comparecencia insistió además en que se trata de una situación temporal provocada por la crisis mundial, por lo que una vez recuperada la demanda se recuperarán también los índices de producción. Por ello explicó que los hornos que se paren tendrán un mantenimiento permanente denominado 'salamandra', que permite que el horno no se dañe y se pueda arrancar sin problemas una vez que la crisis toque su fin.

APLICACIÓN DEL ERE.

Gonzalo Urquijo se refirió además al Expediente de Regulación de Empleo, ERE anunciado por la multinacional para sus plantas en España y afirmó que a partir de la segunda quincena de abril la dirección comenzará a negociar con los sindicatos las condiciones generales.

Urquijo evitó hablar de cifras de trabajadores afectados, e indicó que habrá que analizar planta por planta, y producto por producto. "Ofreceremos datos concretos cuando nos reunamos con los sindicatos", manifestó y añadió que las condiciones van a ser "flexibles, y cada factoría lo utilizará según los niveles de producción que tengan".

El director general, pidió el esfuerzo de todos para salir de la crisis mundial. "Estas medidas no son sólo un sacrificio para los trabajadores, sino que también lo es para directivos y accionistas, que hemos dividido los dividendos a la mitad, con lo cual todos nos tenemos que adaptar a esta crisis, hasta que pase", señaló.