Astilleros venezolanos y la española Navantia inician la construcción de un patrullero

  • Caracas, 26 may (EFE).- Los astilleros venezolanos Dianca comenzarán mañana, junto con la empresa española Navantia, la construcción en Puerto Cabello de un patrullero guardacostas, de los cuatro encargados por Venezuela a España, informó hoy la empresa del país caribeño.

Astilleros venezolanos y la española Navantia inician la construcción de un patrullero

Astilleros venezolanos y la española Navantia inician la construcción de un patrullero

Caracas, 26 may (EFE).- Los astilleros venezolanos Dianca comenzarán mañana, junto con la empresa española Navantia, la construcción en Puerto Cabello de un patrullero guardacostas, de los cuatro encargados por Venezuela a España, informó hoy la empresa del país caribeño.

El acto del corte de acero del Bloque 103 del Buque de Vigilancia Litoral (BVL) en Venezuela, Patrullero Guardacostas ANB "Tamanaco" (GC-24), por Diques y Astilleros Nacionales C.A. (Dianca), contará con la presencia del vicepresidente venezolano Ramón Carrizález y representantes de Navantia, según la nota de prensa.

En abril de 2006, mediante resolución del Ministerio de Defensa venezolano, se constituyó la Misión Naval Venezolana en España para supervisar los trabajos de construcción de los buques encargados por la República a la empresa Navantia, según el convenio bilateral de cooperación operativa y tecnología industrial firmado en 2005.

En el marco de este convenio se construyen en Navantia ocho buques, cuatros patrulleros oceánicos de vigilancia (POV), asignados al astillero de Puerto Real y cuatro buques de vigilancia litoral (BVL), tres a cargo de la factoría de San Fernando en La Carraca.

Según el acuerdo, uno de los barcos de vigilancia litoral, o patrullero guardacostas, iba a ser fabricado en Venezuela.

La construcción de ese octavo comenzará mañana en los astilleros venezolanos de Puerto Cabello, a unos 200 kilómetros al oeste Caracas, indicó Dianca en la nota de prensa.

En octubre de 2008, los astilleros españoles botaron el "Guacaimacuto", de 76,10 metros de eslora, 11,54 de manga máxima, 3,70 de calado y que dispone de una cubierta de vuelo para un helicóptero medio.

Posteriormente, se realizó en marzo de 2009 la botadura del segundo patrullero, el "Yaviré", de 79,90 metros de eslora, capacidad para desplazar 1.500 toneladas y una velocidad máxima de 22 nudos.

El convenio, que busca desarrollar la cooperación tecnológica-industrial de la defensa y definir las capacidades de cooperación entre los países, también incluye que personal de Dianca se desplace a los astilleros españoles para recibir formación y adiestramiento en las diversas áreas de trabajo durante la construcción de los buques.

Los buques tienen como objetivo "efectuar labores de guardacostas y garantizar así la soberanía nacional, la integridad territorial y el mantenimiento de la paz", indicó Dianca en su comunicado.