Banco de Andalucía ve caer su beneficio un 85,8% en el primer trimestre hasta los ocho millones de euros

SEVILLA, 14 (EUROPA PRESS)

Banco de Andalucía registró un descenso en el beneficio neto del 85,8 por ciento en el primer trimestre de 2009, hasta los ocho millones de euros, según comunicó la entidad en un documento remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), donde destacó que en los doce últimos meses aumentaron un 5,4 por ciento los depósitos de la clientela "gracias a la contribución de los depósitos a plazo, que aumentan un 18,2 por ciento en el período contemplado".

Según esta comunicación, recogida por Europa Press, desde el punto de vista del negocio bancario, el panorama macroeconómico "se traduce en una significativa reducción de la demanda de crédito, y de la oferta por parte de algunas entidades con poca flexibilidad financiera".

Banco de Andalucía apuntó que, en este entorno, el Grupo Banco Popular al que pertenece la entidad andaluza, considera que la estrategia adecuada para salir reforzado de esta situación "se fundamenta en el mantenimiento de la fortaleza y la recurrencia de la cuenta de resultados como medio para preservar la solvencia, para lo cual es necesario mantener una holgada posición de liquidez que permita el crecimiento del negocio típico bancario con pequeñas y medianas empresas y con particulares, segmentos que permiten poseer un profundo conocimiento de los riesgos en los que se incurre".

En ese sentido, el banco precisó que la "intensa y continuada" actuación comercial enfocada a la captación de recursos minoristas llevada a cabo durante los doce últimos meses "ha permitido aumentar los depósitos de la clientela, que crecen un 5,4 por ciento respecto a marzo de 2008, gracias a la contribución de los depósitos a plazo, que aumentan un 18,2 por ciento en el período contemplado".

Además, el crédito a la clientela a 31 de marzo de 2009 creció un 2,5 por ciento desde el primer trimestre de 2008, hasta los 11.851 millones de euros, un aumento "especialmente meritorio si se tiene en cuenta que se ha producido en un entorno de fuerte contracción de la demanda de crédito en el mercado".

Así, la entidad agregó que el crecimiento se ha focalizado en el sector privado, "que ha aumentado 210 millones en los últimos doce meses hasta alcanzar los 11.705 millones de euros".

AUMENTO DE LA RATIO DE MOROSIDAD

Banco de Andalucía apuntó que la evolución de la calidad de la cartera crediticia "ha estado marcada en el último año por un entorno económico difícil, caracterizado por el crecimiento vertical de las tasas de impagos y de las declaraciones de insolvencia".

En ese sentido, el banco reconoció que no ha sido ajeno a esta coyuntura "y ha visto cómo su ratio de morosidad se incrementaba hasta el 6,31 por ciento".

Por otra parte, el banco cuenta con 337 millones de euros de provisiones para cobertura de insolvencias, de los que 130 millones de euros corresponden a provisiones genéricas.

La entidad indicó que "en un entorno recesivo, los resultados del Banco de Andalucía ponen de manifiesto la fortaleza de los ingresos recurrentes, que superan los 122 millones de euros en el trimestre con un aumento del 5,8 por ciento con respecto al mismo período del ejercicio anterior, y todo ello basado en una adecuada gestión de los tipos de interés y de los márgenes con clientes".

Así, el margen de intereses a 31 de marzo de 2009 se sitúa en 95 millones de euros, lo cual constituye un incremento anual del 11,2 por ciento, un "importante" crecimiento que es consecuencia de una "expansión prudente y selectiva" del crédito a la clientela del2,5 por ciento y del incremento de los depósitos de clientes con una variación interanual del 5,4 por ciento.

Los ingresos no financieros, que comprenden los resultados de la cartera de negociación, comisiones por servicios y la actividad de seguros, presentan un descenso del nueve por ciento respecto del mismo periodo del año pasado.

En relación con los costes operativos, éstos se incrementaron un 2,3 por ciento respecto al mismo período de 2008. Así, los gastos de personal aumentaron en un 1,8 por ciento, los gastos generales crecieron un 4,2 por ciento, mientras que las amortizaciones disminuyeron el 4,9 por ciento, de manera que el margen de explotación --beneficio antes de provisiones-- del primer trimestre asciende a 87 millones de euros, un 7,3 por ciento superior al generado en el mismo periodo de 2008.

Esta tasa de crecimiento demuestra "la capacidad del banco para reforzar sus ingresos y reducir sus costes, haciéndose más productivo y eficiente". Así, la ratio de eficiencia alcanza el 27,3 por ciento y constituye "una de las mejores del sector".

Por otra parte y en relación con las pérdidas por deterioro de activos financieros, el banco registró dotaciones por inversiones crediticias en el trimestre por valor de 87 millones de euros, que es "consecuencia de la adversa situación económica".

Finalmente, el banco precisó que "el resultado positivo por la baja de activos no clasificados como no corrientes en venta --que totalizan 12 millones de euros y que recogen las plusvalías por la venta de inmuebles de uso propio--, menos las dotaciones efectuadas por deterioro de activos materiales --adjudicados por dos millones de euros-- y el impuesto sobre beneficios --que asciende a dos millones de euros--, determina el beneficio neto que asciende a 8 millones de euros".