Blanco defiende que la licitación en obra pública ha crecido por el plan E

  • Sitges (Barcelona), 28 may (EFE).- El ministro de Fomento, José Blanco, ha dicho hoy que la licitación en obra pública del Estado no ha caído, sino que se ha situado en otros ámbitos de la administración ya que el Estado ha trasferido a los ayuntamientos 8.000 millones de euros (Plan E) para contratar obra pública.

Sitges (Barcelona), 28 may (EFE).- El ministro de Fomento, José Blanco, ha dicho hoy que la licitación en obra pública del Estado no ha caído, sino que se ha situado en otros ámbitos de la administración ya que el Estado ha trasferido a los ayuntamientos 8.000 millones de euros (Plan E) para contratar obra pública.

La Cámara de Comercio alertó esta semana de que la licitación de obras por parte del Estado ha caído un 70% en el primer trimestre de este año.

Blanco, que ha participado hoy en la XXV reunión del Círculo de Economía, que ha empezado hoy en Sitges (Barcelona) y que acabará el sábado, con el título "Parlem de recuperació" (Hablemos de recuperación), ha dicho que "no es verdad" que haya caído la licitación de la obra pública, sino que se ha situado en otros ámbitos y ha señalado que la inversión en obra pública de los ayuntamientos ha crecido un 135%.

Según Blanco, el llamado plan E ha ayudado a frenar la caída del desempleo ya que puede movilizar cerca de 300.000 empleos en España y ha ayudado a dar liquidez a las empresas.

En este sentido, ha señalado que ya en abril la incidencia de este plan se notó en los datos del paro, que cayó mucho menos que en meses anteriores.

Blanco ha explicado que tiene como objetivo principal mantener la inversión en infraestructuras en la media de la legislatura 2004-2008 y ha apostado por la colaboración de la iniciativa pública-privada para movilizar más recursos.

Ha reiterado ante los empresarios catalanes que quiere potenciar la iniciativa privada para la construcción, explotación y mantenimiento de infraestructuras y para ello pretende movilizar recursos públicos-privados por valor de 15.000 millones de euros.

Blanco ha extendido esta colaboración al ferrocarril, que desde el día de su toma de posesión lo estableció como prioridad, y ha dicho que estudia fórmulas mixtas que permitan acelerar los planes del ferrocarril.

El ministro estudia varias fórmulas para potenciar esta colaboración público-privada y ha asegurado que va a dar un impulso al proceso, para lo que va a hablar con distintas empresas.

Ha dicho que pondrá las infraestructuras para contribuir a frenar el incremento del paro y la creación de empleo a corto plazo, reactivar la economía y apoyar a las empresa y consolidar un nuevo modelo de crecimiento económico.

El ministro ha reiterado que quiere hacer una política de "concertación y diálogo" con Comunidades Autónomas, ayuntamientos y agentes económicos y ha mostrado su "colaboración institucional intensa y sin reservas".

Así, ha afirmado su "compromiso" con el progreso de Cataluña y ha recordado los avances realizados en su última visita a Barcelona sobre el traspaso de Cercanías, la inauguración de la nueva terminal de El Prat el próximo día 16 de junio o el desbloqueo de la construcción de la estación de La Sagrera.

Ha insistido en que antes de acabar el año perfilará una nueva propuesta de modelo de gestión aeroportuaria que será la base para dar entrada al capital privado y a las Comunidades Autónomas en la gestión de los aeropuertos, que contribuya a garantizar la calidad y la seguridad del servicio, la autonomía financiera y a avanzar en la implantación del cielo único europeo.

Blanco ha mostrado la especial prioridad que le da al corredor mediterráneo, que no fue incluido en la red transeuropea de transporte en el 2003 y cuya revisión coincide con la presidencia española de la UE, y ha dicho que el presidente del Gobierno lo va a incluir en la presidencia europea como un planteamiento "prioritario".

Preguntado sobre los peajes en Cataluña, Blanco ha señalado que le hubiera gustado que no se hubieran prolongado las concesiones de peajes durante tanto tiempo, situación que ha "heredado" este Gobierno, y que la solución a este problema "cuesta mucho dinero y es una cosa difícil y compleja de resolver".