BMW entra en pérdidas en el trimestre y admite que sus ventas bajarán en 2009

MUNICH (ALEMANIA), 6 (EUROPA PRESS)

El consorcio automovilístico alemán BMW entró en pérdidas en el primer trimestre del año, al contabilizar unos 'números rojos' de 152 millones de euros entre enero y marzo, en comparación con los 487 millones de euros de beneficio neto registrado en el mismo periodo del año anterior, informó hoy la compañía, que aseguró que no podrá igualar en 2009 los volúmenes de ventas de 2008.

La firma señaló que durante el primer trimestre del año se ha visto afectada por la fuerte caída de la demanda en sus principales mercados, como consecuencia de la crisis económica. El presidente de la compañía, Norbert Reithofer, explicó que BMW durante este periodo ha tomado medidas de gestión financiera y de ahorro de costes.

"En vista de que estas difíciles condiciones que se mantienen en los mercados financieros, seguimos centrando nuestros esfuerzos en mejorar nuestra posición de liquidez", señaló el máximo responsable de la firma muniquesa.

La facturación de la compañía se situó en 11.509 millones de euros en los tres primeros meses de este año, lo que representa una reducción del 13,4% en comparación con los 13.285 millones de euros contabilizados en el mismo periodo del año anterior.

Las pérdidas antes de impuestos de la corporación alemana se situaron en 55 millones de euros en el primer trimestre de este ejercicio, en comparación con el beneficio bruto de 827 millones de euros obtenido en los mismos meses de 2008.

Entre enero y marzo de este año, el grupo BMW vendió 277.264 vehículos en todo el mundo, lo que se traduce en una disminución el 21,2%. Por marcas, BMW matriculó 233.498 unidades (-20,5%), Mini vendió 43.592 vehículos, un 24,9% menos, y Rolls-Royce redujo un 18,1% sus entregas mundiales, hasta 174 unidades.

Por su parte, la filial de motocicletas del grupo teutón comercializó 17.232 unidades en los tres primeros meses del año, lo que representa un descenso del 18,1% frente a las 21.046 unidades vendidas en el mismo periodo del año anterior.

Por divisiones, el área de Automóviles de la compañía registró unas pérdidas brutas de 251 millones de euros, en comparación con los 619 millones de euros de beneficio que obtuvo en los mismos meses de 2008.

La división de Motocicletas de la empresa contabilizó un resultado antes de impuestos de 28 millones de euros, lo que supone un descenso del 22,2%, mientras que el área de Servicios Financieras obtuvo un beneficio bruto de 70 millones de euros, un 11,4% menos.

2009.

Para el conjunto del año, la corporación señaló que la actual situación económica le impide hacer previsiones para el conjunto del año, aunque aseguró que al cierre de 2009 no podrá igualar los volúmenes de ventas registrados durante el año anterior.

BMW explicó que según sus cálculos cuenta con las provisiones necesarias para los riesgos a los que se enfrenta la empresa. Sin embargo, la firma confirmó sus objetivos de rentabilidad para 2012 que contemplan lograr un retorno del capital empleado del 26% y un retorno de las ventas de entre el 8% y el 10% en la división de Automóviles.