Caixa Galicia obtiene 56 millones de beneficio en el primer trimestre del año

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 (EUROPA PRESS)

El beneficio antes de impuestos del grupo Caixa Galicia ascendió a 56,3 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que situó el beneficio neto atribuido en 40,2 millones de euros. El resultado creció un 2,2 por ciento respecto a marzo de 2008, tras eliminar el impacto por la venta del 1,5 por ciento de Unión Fenosa, una operación que se efectuó el tercer mes del año pasado y que aportó 119 millones de plusvalías a la cuenta y 15 millones de ingresos por dividendos.

En el actual entorno de debilidad económica y volatilidad financiera Caixa Galicia apostó por mantener una política de "máxima prudencia", realizando provisiones por importe de 87 millones de euros.

Respecto a la solvencia, el Tier 1 aumentó 72 puntos básicos desde diciembre de 2007, ratio que se incrementará hasta el 7,5 por ciento con los 300 millones de euros emitidos en participaciones preferentes. A cierre de trimestre el superávit de recursos propios asciende a 876 millones de euros.

La tasa de morosidad moderó su ritmo de crecimiento y se mantuvo por debajo

del 4 por ciento (3,96 por ciento) tras un crecimiento de 0,56 puntos en el trimestre, ritmo sensiblemente inferior a los 0,97 puntos experimentados por el conjunto del sector.

Los depósitos de clientes se incrementaron a ritmos del 8,7 por ciento, lo que amplió la

posición de liquidez de la entidad hasta los 4.848 millones de euros, mientras que el margen de intereses experimentó un crecimiento del 10,1 por ciento.

NEGOCIO

El total de recursos ajenos en balance se elevó a los 37.745 millones de euros. De ellos, los depósitos de clientes alcanzaron los 27.407 millones de euros tras un crecimiento del 8,7 por ciento, con un aumento del saldo de depósitos a plazo de 2.458 millones de euros que dota de fuerte estabilidad a las fuentes de financiación de la entidad.

El crédito a clientes alcanzó los 36.710 millones de euros, tras un crecimiento del 6,3 por ciento en la financiación a pymes y autónomos y del 3,7 por ciento en los préstamos hipotecarios para adquisición de vivienda.

A lo largo del trimestre se concedió nueva financiación por importe de 2.023 millones de euros, de la cual el 80 por ciento se dirigió a la empresa. La orientación del crédito hacia el tejido productivo como factor clave en la recuperación económica ha tenido también su reflejo en el crecimiento de productos específicos para empresas como confirming, factoring o créditos documentarios.

En cuanto a la morosidad se observó una acusada caída en los ritmos de crecimiento de los créditos dudosos cuyo aumento fue un 64 por ciento inferior al producido en los dos trimestres anteriores. Esta evolución ha permitido que la tasa de morosidad se mantuviese en un 3,96 por ciento, sensiblemente por debajo de la media del sector de cajas.

Paralelamente, se refuerzó el fondo de insolvencias que alcanza un saldo de 837,5 millones de euros, del cual 383 millones corresponden a extradotaciones para riesgos futuros.

RESULTADOS

La evolución de la actividad comercial con clientes permitió que el margen de intereses se incrementase un 10,1 por ciento hasta situarse en los 177,1 millones de euros. La aportación de los ingresos por servicios a la cuenta alcanza los 31,6 millones de euros,

elevando el margen básico a los 208,7 millones de euros con un crecimiento del 4,5 por ciento.

Por su parte, el margen bruto se situó en los 278,9 millones de euros, epígrafe cuya

comparación con el año anterior se ve distorsionada por la venta del 1,5 por ciento de Unión Fenosa que generó resultados por operaciones financieras por importe de 119 millones en el primer trimestre de 2008 y redujo los ingresos por dividendos en marzo de 2009.

A la generación de ingresos se suma un elevado nivel de eficiencia de tal modo que los gastos de explotación absorbieron el 46,9 por ciento del margen ordinario (GEMO); un nivel de eficiencia que sitúa el margen neto del trimestre por encima de los 148 millones de euros.

A fin de mantener una política de estricta prudencia se aprovechó la generación de resultados para realizar provisiones y saneamientos por importe de 87 millones de euros, un 20 por ciento más elevadas que en el primer trimestre de 2008.

El beneficio antes de impuestos alcanzó los 56,3 millones de euros y, eliminando el impacto que sobre plusvalías y dividendos tuvo la venta de Unión Fenosa en el primer trimestre de 2008, el resultado de la entidad se incrementó en un 2,2 por ciento. Al término del primer trimestre de 2009 Caixa Galicia cuenta con una red de 878 oficinas, de las que 415 sucursales se sitúan fuera de Galicia y 17 oficinas están en el extranjero.