Caja Inmaculada redujo su beneficio neto un 8% hasta marzo, con 24 millones de euros

ZARAGOZA, 15 (EUROPA PRESS)

Caja Inmaculada (CAI) obtuvo en el primer trimestre del ejercicio un beneficio neto de 24 millones de euros, lo que supone una reducción del 8 por ciento respecto al mismo periodo de 2008.

Según los datos facilitados hoy por la entidad financiera, el beneficio recurrente aumentó un 10% hasta alcanzar los 24 millones de euros, y generó un volumen de negocio de 20.910 millones, un 3% más que en el mismo periodo de 2008.

Además, en los últimos doce meses su volumen de crédito creció un 7%, hasta los 8.721 millones de euros, mientras que los recursos administrados aumentaron cuatro puntos, hasta los 11.012 millones, y de los que 9.054 fueron recursos ajenos y 1.958 de desintermediación.

La entidad terminó el trimestre con un ratio de créditos dudosos del 3,54%, "claramente inferior a la media", y un nivel de cobertura sobre los mismos del 67,85%,"claramente superior a la media", mientras que su activo aumentó el 10%, hasta los 10.591 millones de euros.

Así, según informó CAI, su solvencia se mantiene "muy elevada" con un 'core capital' del 8,53% y unos fondos propios que representan el 8,38% del activo; y su posición de liquidez es "holgada" con 864 millones de euros y "sin vencimientos de emisiones en todo el ejercicio".

En los tres primeros meses del ejercicio y pese a coyuntura económica, Caja Inmaculada aumentó el volumen de crédito en 53 millones y los depósitos en 200 millones, mientras que se formalizaron operaciones de riesgo crediticio por importe de 739 millones.

OBRA SOCIAL Y CULTURAL

Respecto a las actividades "más sobresalientes" llevadas a cabo por la Obra Social y Cultural en el primer trimestre, CAI subrayó el inicio de las obras del futuro Centro Gerontológico CAI-Ozanam del barrio Oliver de Zaragoza, que contará con 210 plazas de residencia y 40 de centro de día, y cuya inauguración está prevista para 2010.

Además, se incluye el nuevo Centro de Formación Ocupacional 'Escuela Granja Taller Torrevirreina', en el barrio de Movera de Zaragoza, dirigido a personas sin recursos económicos y con dificultades para acceder al mercado de trabajo y al que la entidad destinará 144.000 euros en 2009.

Entre su actividad, CAI aportó 60.000 euros al Ayuntamiento de Zaragoza para comprar una UVI Móvil que reforzará el parque de vehículos del Servicio Contra Incendios, de Salvamento y Protección Civil, y firmó con la Fundación para el Desarrollo Socioeconómico del Alto Aragón (FUNDESA) un convenio anual de colaboración para ayudar a personas con discapacidad a encontrar trabajo.

La entidad destinó 200.000 euros para continuar los trabajos de rehabilitación del Real Seminario de San Carlos Borromeo de Zaragoza, que fue declarado Bien de Interés Cultural en 1983; ha organizado del 23 al 27 de marzo la 'VI Muestra de Cine y Derechos Humanos'; en febrero, la exposición 'Sistema Braille. La llave del conocimiento', en el Centro Joaquín Roncal, dentro de los actos conmemorativos del bicentenario del nacimiento de Louis Braille; y presentó el CAI Club Ciclista Aragonés.

GRUPO EMPRESARIAL

Por otro lado, dentro de su grupo empresarial, CAI, la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) y el Grupo Áccura, presentaron en marzo el proyecto del futuro gran centro deportivo para personas de todas las edades que están construyendo en el distrito Actur-Rey Fernando de Zaragoza.

Para ello se constituyó una sociedad en la que ACB y grupo Áccura participan con el 80% del capital y CAI con el 20%. Las obras comenzaron el pasado mes de septiembre y se calcula que el centro deportivo pueda estar abierto al público el primer trimestre de 2010.

Además, en enero, CAI Viajes, empresa del grupo Caja Inmaculada, trasladó su oficina de la calle del Coso a las nuevas instalaciones de la Avenida de César Augusto, 22, de Zaragoza, para ampliar su negocio, ya que en los últimos cinco años el número de operaciones con clientes creció un 108 por ciento.

La nueva oficina de CAI Viajes, situada junto a las sedes de la Sociedad CAI Bolsa, CAI Patrimonios, Biblioteca Mariano de Pano y Servicio Cultural de la Entidad, dispone de unas instalaciones más amplias, en pleno centro de la ciudad, que permiten ofrecer un mejor servicio, más cómodo y personalizado, a un mayor número de clientes.

Por último, en el balance del primer trimestre de 2009, se encuentra la firma, el pasado mes de marzo, del convenio por el que Caja Inmaculada gestionará la Torre del Agua y convertirá el edificio en un gran centro de exposiciones temporales del mejor arte contemporáneo nacional e internacional.

Esta Torre es la construcción vertical más emblemática de la Exposición Internacional de Zaragoza 2008 y formará parte de los principales equipamientos culturales de la capital aragonesa.