Cajastur afirma que mantendrá en 2009 su política de atención a la demanda crediticia de particulares y pymes

OVIEDO, 19 (EUROPA PRESS)

Cajastur mantendrá durante el año 2009 su línea estratégica de apoyo crediticio preferente a particulares, pequeñas y medianas empresas (Pymes) y pequeños negocios, en el marco de su política de calidad en la gestión del riesgo y "gracias a la holgada posición de liquidez y al mantenimiento del equilibrio de su balance en términos de crecimiento de inversión crediticia y de captación de depósitos de clientes", según informó la entidad bancaria a través de una nota de prensa.

Según la entidad bancaria, su situación de solvencia es de las más elevadas del sector con una ratio de recursos de máxima calidad del 10,55 por ciento. Ese aspecto, junto a la "amplia liquidez y la contenida tasa de morosidad" permiten a Cajastur contar "con una estructura financiera sólida para afrontar la situación económica".

El presidente de Cajastur expresó durante la celebración de la Asamblea General Ordinaria de la entidad, celebrada hoy, que el mantenimiento de los niveles de eficiencia es una labor "esencial" en la actual situación de mercado.

CUENTAS

La Asamblea Ordinaria de Cajastur aprobó las cuentas del año 2008. El Grupo Cajastur logró en el ejercicio económico 2008 un beneficio neto atribuido de 178 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 1,29 por ciento.

Se informó durante la Asamblea, asimismo, de la evolución de la entidad en el primer trimestre del año 2009, periodo en el que el grupo Cajastur logró un beneficio neto atribuido de 54,4 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 3,49 por ciento.

La entidad financiera en el actual escenario de dificultades económicas, mediante la gestión del riesgo de crédito ha conseguido un crecimiento moderado de la morosidad, con una tasa del 2,27 por ciento, la mitad que la media y entre las más bajas del sector. El Grupo consolida su posición de solvencia, con unos recursos propios de primera categoría (core capital) del 10,55 por ciento y un coeficiente de solvencia del 12,71 por ciento.

El Grupo Cajastur durante el primer trimestre, aplicando criterios de prudencia, aumentó un 66 por ciento la dotación de fondos para insolvencias, y mantuvo su posición de holgada liquidez, que se situó en el 14,8 por ciento sobre activos totales (más de 2.200 millones de euros disponibles).

El volumen de negocio de Cajastur registró un crecimiento interanual del 7,3 por ciento, hasta una cifra total de 23.151 millones de euros, con un total de recursos captados de 12.238 millones, que representó un aumento del 10,4 por ciento, y un saldo vivo de inversión crediticia de 10.913 millones, con un incremento del 4 por ciento, destacando la financiación a actividades productivas, que registró un crecimiento del 5,1 por ciento.