Canadá y EE.UU. preparan un fondo de 40.000 millones de dólares para la bancarrota

  • Toronto (Canadá), 23 abr (EFE).- Canadá está negociando con Estados Unidos crear un fondo de 40.000 millones de dólares para que General Motors y Chrysler superen las primeras fases de una suspensión de pagos dijeron hoy medios de información locales.

Canadá y EE.UU. preparan un fondo de 40.000 millones de dólares para la bancarrota

Canadá y EE.UU. preparan un fondo de 40.000 millones de dólares para la bancarrota

Toronto (Canadá), 23 abr (EFE).- Canadá está negociando con Estados Unidos crear un fondo de 40.000 millones de dólares para que General Motors y Chrysler superen las primeras fases de una suspensión de pagos dijeron hoy medios de información locales.

El periódico "The Globe and Mail" dijo que las autoridades canadienses están preparadas para ofrecer hasta 6.000 millones de dólares a General Motors y Chrysler como parte de un paquete financiero pactado con Washington en caso de que las dos empresas se declaren en suspensión de pagos.

La contribución canadiense a ese fondo refleja la cuota de producción automovilística del país, alrededor del 15 por ciento del total de Norteamérica.

El periódico canadiense dijo que las dos compañías habían solicitado inicialmente que los gobiernos de Estados Unidos y Canadá prestasen o garantizasen hasta 125.000 millones de dólares.

Según las fuentes consultadas por el diario, las dos empresas están preparadas desde hace semanas para declararse en bancarrota en los dos países y Chrysler podría acudir a los tribunales en los próximos días.

Las autoridades de Washington y Ottawa han dado a Chrysler hasta el 1 de mayo para que reestructure su deuda y obligaciones financieras.

Si no lo puede hacer antes de esa fecha, la compañía se tendrá que declarar en suspensión de pagos ante la falta de liquidez y crédito para seguir operando.

General Motors tiene hasta el 1 de junio para terminar su reestructuración.

Las dos empresas han señalado que aunque prefieren reestructurarse sin la tutela de los tribunales, están preparadas para declararse en suspensión de pagos si no alcanzan acuerdos satisfactorios con los tenedores de deuda y los representantes de los trabajadores.